MOTOS & FORO de MOTOS: al parecer, usted no ha iniciado sesión o no se ha registrado en FORO de MOTOS.com. Si no se ha registrado aún, haga clic en esta barra.

FOROMOTOS.com  




Retroceder   FOROMOTOS.com > Foromotos.com ---> SOCIEDAD > KDD´s & Concentraciones & Viajes > Viajes
¿Olvidaste tu Contraseña? ¡Regístrate!



Viajes Información, rutas y fotos de tus mejores viajes en moto.

Respuesta
Comparte este tema en tus redes sociales
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 25/07/18, 10:21:03
Avatar de Txarly
Txarly HombreTxarly no está en línea
Corriendo en 250 cc
 

Fecha de Registro: abr 2008
Ubicación: Niza, Francia
Motocicleta: VFR 800 FA
Total Mensajes: 4.591
Mensajes Aquí: 140
Cool Vuelta a la península 2018 - Crónica completa

Hola a todos !

Para quienes no me conozcan, me presento: soy Txarly, vivo en Niza, peino canas hace tiempo y soy un enamorado de la VFR.

Abro hilo para ir subiendo, etapa a etapa, la crónica del viaje por España y Portugal que realizamos esta primavera mi y yo, entre la segunda quincena de Mayo y principios de Junio. No fue solo viaje en moto, hubo también bastante turisteo, encuentros con viejos amigos, reuniones familiares y mucho buen rollete. El tiempo en Junio fue, digamos, mejorable (por no decir que fue una mi##da), pero pese a ello disfrutamos un montón.

Lo que sigue va a ser una entrega por capítulos, etapa a etapa, de la crónica del viaje. Para que no sea un ladrillaco infumable lo iré ilustrando con fotos, de cosecha propia si puede ser, y algún video.
Cada capítulo lleva su tiempo de preparación, así que os pido paciencia. Soy consciente de que las crónicas escritas son una especie en extinción, ahora se lleva la inmediatez de los videos, así que tengo curiosidad por ver cuantos valientes (o aburridos) llegáis al final.
Poneros cómodos y haced provisión de palomitas y refrescos, que esto va a ser largo...
Un saludo y
Txarly
__________________
Salud y buenas curvas !

Última edición por Txarly fecha: 14/09/18 a las 10:38:10.
Responder Con Cita
  #2  
Antiguo 25/07/18, 10:31:29
Avatar de Txarly
Txarly HombreTxarly no está en línea
Corriendo en 250 cc
 

Fecha de Registro: abr 2008
Ubicación: Niza, Francia
Motocicleta: VFR 800 FA
Total Mensajes: 4.591
Mensajes Aquí: 140
Día 1 - Niza-Prades 515 kms

Como cada vez que volvemos a España, hay que atravesar el sudeste francés, así que toca autopista si no nos queremos eternizar. El primer tramo, hasta Le Muy, cruza el macizo del Esterel y es entretenido, tiene algunas curvas divertidas, aunque conviene llevar algún avisador para evitar los radares fijos. Prestad atención extra en las zonas de obras a lo que llaman "radar de chantier", unos radares desplazables que suelen colocar y que, afortunadamente, se ven de lejos.

Radar de chantier


Comentaros que en Francia está prohibido el uso de avisadores de radar (detectores ni te cuento) y si usáis un navegador GPS, deberíais deshabilitar esa opción. Esa es la teoría, luego, sabiendo que la policía no puede curiosear en tu móvil sin orden judicial, cada cual que haga lo que estime oportuno.

El tiempo es lluvioso y frío para mediados de Mayo, pero 'goretexeados' hasta el cuello avanzamos tranquilos por la A8 pensando "En España hará mejor tiempo"... ¡ilusos de nosotros!

Contorneando Salon de Provence el límite de velocidad baja, el tráfico se hace más denso y de nuevo hay que estar atento a los radares. Luego la autopista pasa a ser autovía y, cruzando Arlés, más radares y el cruce de los dos Ródanos: el grande y el pequeño, que bajan crecidos. Siempre que veo tanta agua pienso en la familia beduina que nos acogió en el Wadi Rum y en lo mal repartido que está el mundo...

Para variar un poco de tanta autopista/autovía, en vez de subir hasta Nimes salimos por la D572N atravesando el parque regional de la Camarga, siempre agradable de recorrer, y pasamos por Saint-Gilles, con una abadía que merece la pena visitar. La leyenda cuenta que en el siglo VII durante una cacería, San Gil fue herido por una flecha del rey, que le compensó regalándole los terrenos donde posteriormente se edificaría la abadía. Para el siglo IX ya era un importante centro de peregrinaje, el segundo en importancia después de Santiago de Compostela. Con el tiempo su importancia fue variando de la pujanza a la mediocridad, hasta ser incendiada y quedar en ruinas durante las guerras de religión que asolaron Europa en el siglo XVI.

Tímpano izquierdo de la portada de la abadía de san Gilles


Retomamos la autopista a la altura de Gallargues, ahora la A9, lo peorcito del viaje: mucho tráfico, sobre todo de camiones, recta y aburrida, con tramos donde sopla un viento infernal (no es raro ver caravanas volcadas) y cazadero favorito de los uniformados. La circunvalación de Montpellier es nueva, una obra faraónica que ha durado al menos 3 años y hay tramos con 6 ó 7 carriles, nuevecitos a estrenar. Lo malo es el radar de tramo que han colocado en el ramal nuevo, que te obliga a ir a 110 clavados durante al menos 10 kms.

Al llegar a Perpiñán podemos por fín dejar atrás la A9 y enfilamos la N116 remontando el curso del río Têt, primero en doble carril y luego en buena nacional. Las cumbres pirenaicas, aunque ocultas entre nubes, empiezan a hacerse más y más presentes a medida que avanzamos, y ver el mini-estanque de Vinça nos indica que casi hemos llegado a Prades.

El tiempo sigue revuelto, ha venido lloviendo de modo intermitente todo el rato, por suerte poca cosa, aunque en el valle a nuestra derecha está cayendo una impresionante cortina de agua que se aprecia a simple vista, de modo que llegando al hotel experimento un comprensible alivio.

En el hotel nos esperaba Isma, que iba a venir al viaje pero al final no pudo y ha bajado de su 'nido del águila' andorrano para, al menos, pasar la tarde con nosotros y, de paso, contrabandear tabaco (hay que mantener vivas las viejas costumbres) Abrazos, sonrisas y las bromas normales del reencuentro de viejos amigos. Una vez tomada posesión de la habitación y ya vestidos 'de civil', salimos a pasear por el pueblo, tomar algo y charlar un rato.

Acompañamos a Isma de vuelta a su coche (parece mentira que un andorrano tenga miedo a mojarse) y nos despedimos con pena, sobre todo por él, que se pierde el viaje. Luego, atravesando el callejón "donde todos los años asesinan a algún turista" nos dirigimos a cenar al restaurante de las flammenkuchen que descubrimos la vez pasada (y donde cierto forero con ínfulas de comilón se cubrió de vergüenza ) Para nuestra sorpresa lo encontramos totalmente vacío y una vez dentro comprendimos por qué: estaba reservado entero, así que hubo que despedirse de las delicias alsacianas y buscar una alternativa.

ALOJAMIENTO
Hôtel Hexagone, 59,10€ hab. doble con baño
Plaine Saint-Martin, 66500 Prada de Conflent, Francia
+ Fácil de encontrar
+ Dueños muy amigables
- La WiFi no funciona bien (sigue igual que el año pasado)
- Desayuno caro (8€ cada) para lo que es
- Instalaciones básicas y algo viejunas
__________________
Salud y buenas curvas !
Responder Con Cita
  #3  
Antiguo 25/07/18, 10:56:30
Avatar de lapahisa
lapahisa Mujerlapahisa no está en línea
Es la dueña del Buen Rollo
 

Fecha de Registro: nov 2012
Ubicación: Sevilla
Motocicleta: ninguna
Total Mensajes: 6.765
Mensajes Aquí: 17
Ese oso que nunca decepciona, me vas a tener pegada a tu crónica de ppio a fin. Por cierto, no te cortes con las pullitas, son lo mejor
__________________
Responder Con Cita
  #4  
Antiguo 26/07/18, 16:49:06
Avatar de Txarly
Txarly HombreTxarly no está en línea
Corriendo en 250 cc
 

Fecha de Registro: abr 2008
Ubicación: Niza, Francia
Motocicleta: VFR 800 FA
Total Mensajes: 4.591
Mensajes Aquí: 140
Día 2 - Prades-Mequinenza 327 kms

Día 2 - Prades-Mequinenza 327 kms

Al despertarme, lo primero que hago (y que va a ser una constante del viaje) es levantar la persiana y mirar que pinta tiene el día, mientras pienso "que no llueva, joder, que no llueva". Hoy, el guionista (como dice mi tocayo Sinewan) parece que nos sonríe y puedo ver al sol asomar entre nubes. El desayuno es algo tristón: café -flojucho- de maquinita, un zumo aguado, un cruasán y el pan de baguette que quieras con mantequilla y mermelada. Comentamos que no vale los 8€ que cuesta y que la próxima vez buscaremos algún otro hotel. Una vez aseados y puestos los trajes, empaquetamos, no sin cierta dificultad por el extra de los cartones de tabaco, y nos ponemos en marcha, enfilando contentos la N116.

Pasamos sin detenernos junto a las impresionantes fortificaciones de Villefranche de Conflent, no porque carezcan de interés -no es el caso-, sino porque ya las visitamos el año pasado en buena compañía. La subida hacia Mont-Louis y la frontera se hace por una carretera con asfalto en buenas condiciones, revirada y atravesando bonitos paisajes pirenaicos... en resumen, es una delicia muy recomendable. Eso sí, bajad el ritmo en las travesías de los pueblitos que jalonan la ruta.

Vista aérea de Villefranche de Conflent


Aún no me ha dado tiempo de editar el vídeo de la etapa, pero os dejo el del año pasado, que hasta el minuto 4:30 es la misma ruta:
[Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ]

A medida que subimos, la temperatura desciende y empieza a verse nieve en las cunetas. El prado en el que paramos el año pasado se halla casi entero cubierto de nieve, parece claro que el verano aún tardará en llegar. Pasado Saillagouse tomamos la D33 a nuestra derecha; esta vez vamos a pasar por Llivia, más que nada por la curiosidad geopolítica de ver un trozo de suelo español que está totalmente rodeado por territorio francés. Esto es así porque, cuando, por el tratado de los Pirineos de 1659, España cedió a Francia los pueblos de las comarcas catalanas del norte de los Pirineos (en realidad los devolvíó, ya que pertenecieron al reino Franco), Llivia quedó excluída por su condición de villa. En el siglo XIX se acordó que una "carretera neutra" (sin control de aduanas) uniría Llivia con el territorio español, lo que supuso un acicate para el contrabando.

La carretera discurre bastante recta por una serie de prados rodeados de montañas aún con nieve, con alguna explotación ganadera de vez en cuando, y sólo un cartel en catalán indicando el término municipal de Llivia marca la entrada a suelo español. La villa, de arquitectura típicamente pirenaica y techos de pizarra, no parece tener nada interesante y la atravesamos sin detenernos. Un sutil cambio en el asfaltado es lo único que nos indica que estamos de nuevo en suelo francés, y poco después cruzamos el puente sobre el Reür, hallándonos de nuevo en suelo español. Es en lugares como éste donde adquieres plena conciencia de que una frontera no es nada más que una línea pintada en un mapa.

Dejando atrás Puigcerdá, descendemos por la N-260, recorriendo sus amplias curvas de bonitos paisajes iluminados por un sol cada vez más presente, aunque no haga precisamente calor. Siguiendo el curso del Segre llegamos a La Seu, puerta de entrada a Andorra y donde hemos previsto la primera parada. Aparcamos cerca de la catedral, atamos los cascos y, con la bolsa sobredepósito en bandolera, nos perdemos entre los puestos del mercadillo que, como nos había avisado Isma, ocupan la plaza de la catedral.

[Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ] es la única catedral románica de Cataluña, construida a lo largo del siglo XII tras superar toda una serie de dificultades, incluyendo un asedio de las tropas del conde de Foix, defensor del catarismo, que se solucionó pagando un rescate. Esto dejó las arcas exangües, de modo que la catedral quedó inacabada. Durante el siglo XX un par de restauraciones la dejaron con el aspecto actual.

Claustro de la Seu


El interior es sobrio y oscuro, como cabe esperar en una iglesia románica, y casi carente de decoración: unos frescos renacentistas en la tumba de lo que supongo es un obispo (por la mitra y el báculo) de 1376, algunas tallas interesantes (la de la Virgen está en excelente estado) y el retablo de San Ermengol. Tras sortear a un nutrido grupo de abueletes conseguimos salir de la catedral y, dando un paseo, damos por finalizada la visita a La Seu y seguimos ruta. La idea es dejar a nuestra izquierda la sierra del Cadí y tirar hacia el sur por la C14, de nuevo siguiendo el curso del Segre. Isma nos ha propuesto un desvío por los pasos de Bóixols y Faidella para evitar los túneles del pantano de Oliana, pero como vamos algo cortos de tiempo decidimos seguir por la C14.

La siguiente parada prevista es Montfalcó Murallat, un pequeño pueblo que conserva su estructura medieval, incluyendo la muralla que lo protege, como en la edad media.

Montfalcó murallat. Foto: Manel Badenas


Lamentablemente no presto la debida atención al navegador y en Ponts continúo dirección Lleida y para cuando me doy cuenta ya queda demasiado atrás, así que decidimos dejar la visita para otra ocasión. Contorneamos Lleida y seguimos por la A2 hasta la salida 433, y luego N-211 hacia el sur suguiendo el curso del Cinca hasta juntarse con nuestro viejo conocido, el Segre. A su paso por Mequinenza es ancho y caudaloso, y no cuesta mucho imaginar las 'llaüts' (barcazas) cargadas de lignito que a principios de siglo XX contribuyeron a su riqueza.

Mientras recorremos el nuevo Mequinenza, el navegador nos lleva a la puerta del hostal y enseguida está la moto guardada en una lonja cercana -aprovecho para engrasar la cadena, que después de la lluvia de ayer le vendrá bien- y podemos descansar un poco y salir a dar una vuelta en pantalón corto. Habíamos previsto subir a ver el castillo, pero la mujer del hostal nos explica que es privado y el acceso está cerrado desde abajo; nuestro gozo en un pozo.

El pueblo nuevo tiene poco que ver y parece enteramente dedicado a la pesca y actividades acuáticas, aunque las instalaciones del club náutico han claramente visto días mejores. El paseo junto al río es amplio y arbolado, y por la noche se puede ver el inconfundible vuelo errático de los murciélagos cazando insectos.

A la hora de cenar no hay muchas opciones y recorremos los tres restaurantes abiertos por ver con cual nos quedamos. En todos la oferta es parecida, platos combinados, y al final nos acaban sirviendo unas raciones pantagruélicas, con el agravante de que habíamos pedido de entrante unos huevos rotos para compartir. Fuimos incapaces de acabar las raciones mañas, para regocijo de la familia que lleva el restaurante (todos muy majetes) Después de semejante entripado, un buen paseo era obligatorio para digerir.

Nada como una cena ligerita


ALOJAMIENTO
Hostal Rodes - 39€ hab. doble con baño
H, 1, 50170 Mequinenza
+ Las mujeres que lo llevan -madre e hija- son encantadoras
+ Lonja para guardar las motos (y engrasar la cadena)
- Cuarto de baño pequeño
__________________
Salud y buenas curvas !
Responder Con Cita
  #5  
Antiguo 26/07/18, 16:55:16
Avatar de cardeiro
cardeiro Hombrecardeiro no está en línea
Primera Pole en 250 cc
 

Fecha de Registro: ago 2009
Ubicación: Valhalla
Motocicleta: VFR
Total Mensajes: 9.732
Mensajes Aquí: 38
Cena ligerita!!!
__________________
fe en dios e ferro o fondo
Responder Con Cita
  #6  
Antiguo 31/07/18, 15:12:03
Avatar de Txarly
Txarly HombreTxarly no está en línea
Corriendo en 250 cc
 

Fecha de Registro: abr 2008
Ubicación: Niza, Francia
Motocicleta: VFR 800 FA
Total Mensajes: 4.591
Mensajes Aquí: 140
Día 3- Mequinenza-Valencia 365 kms

El día se presenta soleado, aunque no hace calor, ideal para ir en moto. Tras disfrutar un buen desayuno, saco a la Espe de la lonja y aparco a la puerta del hostal. Justo enfrente se halla el colegio, y un flujo incesante de chavales con carritos con ruedas (lo de la mochila a la espalda se ve que ya no se lleva) pasa junto a nosotros, mirándonos con curiosidad. La ruta de hoy nos lleva a seguir el Ebro río abajo, cruzarlo cinco veces, atravesar la sierra de Pandols, cruzar el Maestrazgo (o Maestrat, según a que lado estés), bajar hacia la costa contorneando Castellón y finalmente llegar a Valencia.

Para evitar las secundarias, de asfaltado incierto, empezamos remontando el Segre hasta Seròs, avanzando entre viñedos, frutales y campos cultivados. En Maials reponemos 10€ de gasolina en un autoservicio automático; temo pasarme y pagar más de lo que quepa. Aquí tiramos por la C-12 hacia el sur viendo como el paisaje es ahora más de secano: olivares, monte bajo y pinares. La carretera, bien asfaltada, con curvas amplias y buena visibilidad, permite ir rápido sin sobresaltos. El paisaje es menos llano, ondulado por suaves colinas boscosas, y la cinta de asfalto se va retorciendo según avanzamos.

En Flix cruzamos el Ebro, por primera vez hoy, sobre el puente/presa y seguimos su curso hasta Ascó, fácilmente reconocible por la torre de refrigeración de su central nuclear, donde lo volvemos a cruzar (segundo cruce) La carretera discurre ahora junto al río y entre montañas que a veces forman paredones de roca, y bajo un poco el ritmo para disfrutar del bonito paisaje. En Mora de Ebro cruzamos por un puente de arcos de hormigón bastante feo (tercer cruce) y nos dirigimos por una secundaria hacia nuestra primera parada prevista: Miravet.

Miravet y el Ebro desde el castillo


Estratégicamente ubicado en un recodo del río, atravesamos sus angostas e irregulares calles para subir al castillo de Miravet por una carretera estrecha y empinada, pero con un asfaltado aún aceptable. Mientras atamos los cascos, llegan dos F800s con placa irlandesa y charlamos un rato con sus dueños; uno de ellos tiene un sorprendente parecido con Liam Cunningham, el actor que da vida a Davos Seaworth, el "caballero de la cebolla" de Juego de Tronos.

El caballero de la cebolla


El castillo, como muchos de por aquí, es de origen andalusí, y pasó a manos templarias, que lo reformaron y ampliaron en el siglo XII. Puede (y debe) visitarse pese a estar en proceso de restauración por su ecléctica mezcla de estilos y por las fantásticas vistas. Añadir que en la recepción fueron encantadores y nos guardaron cazadoras y bolsa sobredepósito mientras visitábamos el castillo. Algo que hace único a Miravet es su paso de barca: el último transbordador que aún funciona, y 100% ecológico, pues no va a motor, sino que usa la corriente (y la mano sabia del barquero) para cruzar el Ebro. De modo que una vez finalizada la visita al castillo, nos dirigimos al paso de barca para vivir un cruce de río "a la antigua" y que a saber cuanto más durará.

El paso está bien señalizado y es fácil de encontrar, y nos detenemos en pequeño embarcadero de madera de la orilla, viendo la barca (en realidad son dos, unidas por una plataforma) acercarse con un coche encima. El embarcadero es demasiado estrecho para coche y moto a la vez, y la bajada demasiado empinada para recular la moto a brazo, de modo que (Jiuston) tenemos un problema. El barquero mayor (hay dos) se da cuenta y sonriendo me vacila diciéndome a gritos que me compre una moto con marcha atrás, pero una vez que atraca retiene al coche para que podamos subir la moto a bordo.

Paso de barca de Miravet. Foto: Jordi Ferrer


Durante la corta travesía hablamos con el barquero joven, que es quien maneja el timón, y nos explica como funciona, sorprendentemente simple: timón en diagonal y la corriente lo empuja de costado. No menciona el cable de acero de seguridad que supongo impide que vaya río abajo. Pagamos los 2,5€ estipulados y de esta manera tan inhabitual cruzamos por cuarta vez el Ebro.*Info, horarios y precios en: [Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ]

Vídeo del cruce y la charla con el barquero: [Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ]

Retomamos la C-12 y seguimos río abajo, aunque la carretera se separa del río por un terreno cada vez más abrupto: las colinas pasan a ser pequeñas montañas rocosas y un bosque de pinos recubre todo. Hemos subido un poco y la carretera de vez en cuando nos regala bonitas vistas del conjunto del río y las sierras de Cavalls y Pandols. Por el puente del Llaguter cruzamos por quinta vez el Ebro y tomamos la C-43 para dirigirnos hacia Gandesa atravesando la sierra de Pandols. Para un aficionado a la historia resulta imposible pasar por aquí sin pensar en que fue el teatro de operaciones de la batalla más larga y la segunda más sangrienta (después de la de Teruel) de la guerra civil. Entre Julio y Noviembre de 1938, casi veinte mil hombres perdieron la vida en el terreno que ahora atravesamos tan felices. Pensar en ello asusta y te hace reflexionar...

En la época se hicieron famosas canciones que hoy son parte de la cultura popular. Aquí os dejo unos enlaces por si os apetece ponerle un fondo musical:
- [Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ] versionada por The Weavers (con un delicioso acento yanqui)
- [Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ] (¡Ay, Carmela!)

La carretera, moderadamente retorcida y con un asfalto decentito, es de las que se disfrutan pese a llanear algo más al llegar a la meseta. La siguiente parada prevista es el pueblo de Calaceite, y la idea era pasar por Gandesa y el Coll del Moro; sin embargo, por motivos que aún no comprendo (no sé si el navegador me la jugó o iba disfrutando de las curvas y me despisté) al llegar a una rotonda, en vez de seguir por la C-43 hacia Gandesa, tiré por la N-230b, que avanza por la meseta en dirección sudoeste.

Inicialmente bastante recta, la N-230b atraviesa olivares y cultivos de secano para poco a poco retorcerse deliciosamente entre pinares a medida que desciende por la vertiente del Ebro, regalándonos de vez en cuando con bonitas vistas del valle o de algún barranco o quebrada. Disfruto como un enano del tramo (y Revoltosa, mi sufrida pasajera, bromea al respecto) pero al llegar al cruce con la C12, junto al Ebro, resulta evidente que vamos mal, así que detengo el motor y consulto el navegador. Mientras tanto, coches y motos que pasan remontando el río nos hacen ráfagas por pares, de lo que deduzco que más abajo hay un control de la esforzada GC.

Una vez corregido el navegador, volvemos grupas por la misma carretera (YUPII!!) solo que esta vez no hay despistes y tiramos por la T-333, que parece más nueva: mejor asfalto, guardarraíles de doble bionda y semitúneles tipo alpino al pasar junto a algún paredón de roca excavada. Sinuosa y divertida, nos lleva casi hasta Horta de Sant Joan, y seguimos -aquí la ruta se estrecha- por Arens de Lledó y, finalmente, Calaceite. Las vistas de la sierra son, en algunos tramos espectaculares, y la zona es muy recomendable tanto para curvear como para turistear. Va siendo hora de comer y un descanso nos vendrá bien, así que decidimos comer primero y turistear después. Siguiendo un cartel de "Centro histórico" me desvío calle arriba y aparcamos, y mientras estamos atando cascos, preguntamos a una joven mamá que pasa con su bebé en un carrito. Casualmente también es motera y sonriendo nos sugiere la Fonda Alcalá que está al lado y donde comimos estupendamente de menú.

Calle de Calaceite


Calaceite es conocido por el cercano poblado ibérico de San Antonio, pero sobre todo por su bien conservado casco antiguo medieval, cuyas empedradas calles recorrimos paseando después de comer. Llaman la atención la fachada de la iglesia de la Asunción, por su barroquismo, la plaza porticada, por su diseño irregular, y la capilla situada sobre un arco de entrada, por su original ubicación.

Fachada de la iglesia de la Asunción


La siguiente parada es el pueblo de Valderrobles, y hacia allá nos dirigimos por la A-1413, con buen asfalto pero no tan entretenida como el tramo anterior. Dejando atrás plantaciones de almendros, el navegador nos lleva hasta el mismo castillo, y aparcamos entre éste y la iglesia, a la sombra de un árbol. A estas horas el sol pega, pero aún está lejos de lo debe ser Teruel en verano; aún así se agradece el poder quitarse casco y cazadora. Cruzando por el arco que separa castillo e iglesia llegas a una terraza que domina el pueblo, que se extiende a tus pies, la vista es muy bonita. Intentamos visitar el castillo, pero está cerrado (OOW). Un cartelito anuncia los horarios de apertura, pero dada la aletoriedad de los días del mes que abren y cierran, podría perfectamente ser la combinación ganadora de la semana.

Valderrobles. Foto: Pinterest


Retomamos la ruta rumbo sudoeste por la A1414 disfrutando del bonito paisaje serrano y de la carretera, viendo pasar pinares y campos de trigo entre suaves ondulaciones del terreno. A la altura de Peñarroya el cielo se ha cubierto -ahora es amenazadoramente gris- y la temperatura ha bajado. La carretera también ha cambiado, es más estrecha, de asfalto parcheado y con exiguos restos de pintura, aunque según avanzamos mejora un poco. El paisaje es más agreste, y barrancos y paredones de roca aparecen con frecuencia entre los pinos. En la comunidad valenciana la carretera mejora visiblemente, pero por poco tiempo, y en la travesía del barranco de Escalona vuelve a ser estrecha y de asfalto algo agrietado. A media subida del col empieza a caer una lluvia suave que nos acompañará hasta Morella, a donde llegamos después de incorporarnos a la N-232 al pie de una hilera de aerogeneradores plantados en la cima del puerto de Torre Miró.

La historia de Morella va, que se sepa, del neolítico a la actualidad. Fue aliada de Aníbal aunque acabo romanizada, y vio pasar visigodos, vándalos, bereberes y combatir al Cid. Merece la pena ver sus impresionantes murallas medievales, pasear por el pueblo y visitar el castillo y la iglesia de Santa María la Mayor. Nosotros lo hicimos hace un par de años, de manera que hoy nos contentamos con admirarla desde la carretera que la rodea, aunque Revoltosa no puede resistir la tentación de hacerle una foto*aprovechando que paramos a repostar.

Morella


Seguimos por la N-232 y a medida que dejamos atrás el Maestrat el paisaje se va haciendo menos abrupto, más homogéneo: suaves colinas y campos labrados nos rodean, mientras las nubes van desapareciendo y la temperatura sube. En el cruce de Chert tengo un despiste de navegación y sigo recto en vez de tomar la CV-132, pero doy media vuelta en cuanto puedo y apenas perdemos tiempo. La ruta es ahora recta y aburrida, y viendo desfilar frutales y cultivos variados contorneamos Castellón y su famoso aeropuerto.

Vamos bien de tiempo, así que hacemos un 'pit stop' en el apeadero de Bechi para beber algo fresco y enseguida seguimos ruta. El bendito navegador nos guía con precisión por Valencia en medio de un tráfico cada vez más denso y, cuando casi hemos llegado, coincidimos con Sergio, que viene enlatado y nos guía hasta el garaje. Saludos, abrazos, risas... Revoltosa reparte las collejas de rigor, subimos el equipaje al cuarto de invitados y nos cambiamos, no sin antes conocer a Merche, nuestra anfitriona. La sorprendente sociabilidad de su gata, nos hizo sonreír más de una vez, pues enseguida vino a olfatear suavemente todo. Luego salimos a dar un paseo y cervecear, y acabamos cenando en LaMburguesa, local muy recomendable.

[Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ]
Videoresumen de la etapa


ALOJAMIENTO
Ca Sergio
+ Inmejorable compañía
+ Mascotas sociables y cariñosas
- El colchón hinchable tenía una pequeña fuga
__________________
Salud y buenas curvas !

Última edición por Txarly fecha: 20/08/18 a las 12:20:58.
Responder Con Cita
  #7  
Antiguo 02/08/18, 14:40:28
Avatar de Txarly
Txarly HombreTxarly no está en línea
Corriendo en 250 cc
 

Fecha de Registro: abr 2008
Ubicación: Niza, Francia
Motocicleta: VFR 800 FA
Total Mensajes: 4.591
Mensajes Aquí: 140
Día 4 - Valencia-Olula del Río 416 kms

Hoy pasaremos casi de puntillas por Albacete para atravesar la región murciana y acabar en la provincia de Almería, más concretamente en Olula del Río. Recogemos, nos despedimos de Merche agradeciéndole la hospitalidad y bajamos los bultos a la terraza situada junto a la salida del garaje; así alternamos desayunar y cargar las motos. Pongo el navegador más por costumbre que por necesidad, pues será Sergio quien guíe la salida de Valencia y el tramo inicial por Dos Aguas hasta Cofrentes.

Nos ponemos en marcha y dejamos atrás el núcleo urbano dirección Picassent. El día se presenta soleado y con temperatura agradable, y rodamos tranquilos entre polígonos industriales y grandes extensiones de cultivos de fruta. Hacemos una breve pausa en Real, junto a un almacén de maderas, para que Sergio ponga su "GoPlo" y se nicotinice, y enseguida retomamos la CV-435 que, a medida que asciende las primeras estribaciones de la sierra El Caballó, nos proporciona bonitas vistas de la fértil vega valenciana. El contraste con el paisaje serrano es enorme, pues aquí no crece nada, salvo matorrales y monte bajo, y abundan las piedras. A lo lejos en una loma veo un árbol raquítico y*solitario que se me antoja el paradigma de la soledad... y de la testarudez.

Estamos en el patio de recreo de Sergio, que, por lo que veo, se conoce la carretera de memoria. La ruta es muy divertida, se retuerce más y más a medida que se adentra en la sierra y es muy disfrutable. Bajo un poco el ritmo para no machacar demasiado a mi sufrida pasajera en las frenadas, y Sergio aprovecha para adelantarse. Me encanta el momento en que, al iniciar el descenso, se ven las casas blancas de Dos Aguas aparecer al fondo, destacando en medio de la roca pelada como un oasis en el desierto

Después de Dos Aguas la ruta gana altura por la ladera, regalándonos una espectacular vista del valle del Júcar y la quebrada con el embalse de Cortes de Pallás. Entre viñedos seguimos por la N-330 dirección sur, más ancha y amplia y con un entretenido descenso hacia Cofrentes, donde paramos a hidratarnos. La visita al castillo ya la hicimos hace un par de años, así que hoy pasamos, pero merece la pena. A medida que vamos avanzando el paisaje se hace menos agreste y la ruta, más recta e, invariablemente, más aburrida. Pasado Ayora ya es todo llanura castellano-manchega: interminables rectas, campos cultivados y alguna colina de vez en cuando, a lo lejos, como para romper la monotonía del paisaje.

​Contorneamos Almansa, con otro castillo interesante y con una estampa espectacular, también viejo conocido, y seguimos hasta Yecla, ya en la región murciana, donde paramos a comer en la primera terraza que encontramos. El local resultó ser el Sambódromo, donde sirven unos bocatas originales, deliciosos y a buen precio, muy recomendable. En el polígono a las afueras echamos gasolina en una estación atendida por dos simpáticas rumanas, y a una de ellas le faltó poco para venirse de pasajera con Sergio

Castillo de Almansa


En Jumilla intentamos visitar el castillo pero, desgraciadamente, sólo se puede fines de semana y festivos... y hoy es jueves Seamos positivos, ya tenemos excusa para volver. Seguimos por la RM-714 hasta Cieza y luego RM-532, más estrecha y algo bacheada, mientras la Sierra del Oro se hace cada vez más presente a nuestra izquierda. El tramo final es bastante revirado y sube un poco por la ladera, con asfalto algo degradado y bonitas vistas del valle del Segura a nuestra derecha.

Siguen más llanuras cultivadas y rectas interminables, y calidad de la vía va variando de manera desconcertante: de ser estrecha, parcheada y sin apenas pintura pasa a un asfaltado impecable con dos vías perfectamente señalizadas, sólo para volver a algo intermedio a los pocos kilómetros. Lógica murciana, supongo... El caso es que entre cambios de asfalto, baches y calor -que empieza a apretar- pienso que una parada nos vendrá bien, y la primera terraza que encontramos fue en El Niño, un pueblín poco antes de Mula, donde unos granizados de limón nos sentaron de maravilla.

Rodeando la sierra de Espuña por el noroeste, una C-5 estrecha y de asfalto aceptable nos lleva entre riscos y trigales aún verdes hasta la C-9 y, después, con un paisaje cada vez más llano y amplio, hasta Lorca. Aquí es castillo no es visitable, a menos que te alojes en él, pero subimos para admirar sus murallas y, sobre todo, la vista desde lo alto. Aparcamos lo más arriba posible, junto a la parada del tren turístico, donde por cierto está prohibido, pero como estaremos poco tiempo -se nos va haciendo tarde- y no vamos a alejarnos, infringimos la ley, como los moteros malotes que somos

Castillo de Lorca


Bajamos al casco urbano, llenamos los depósitos y, como vamos algo pegados de tiempo, enfilamos la A-7 hasta la salida 547, donde remontamos el río Almanzora por un paisaje cada vez más desértico. La carretera se desdobla enseguida en autovía y rápidamente llegamos a la salida de Olula del Río, aparcando frente al apartamento que habíamos reservado. La chica del ático, con quien estábamos en contacto por waxap, nos esperaba y nos hizo el tour del piso, dejándonos solos después de darnos las llaves. Nos cambiamos y salimos a dar una vuelta, aunque el pueblo se ve rápido y no tiene gran cosa, de modo que hicimos el 'casting' de restaurantes, para ver donde cenar y desayunar.

[Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ]
Videoresumen de la etapa


ALOJAMIENTO
Ático en Olula del Río - 50€
Avenida del Almanzora 5, 4b, 04860 Olula del Río
+ Espacioso, luminoso, 3 dormitorios
+ 2 baños, sólo 1 con ducha
+ La chica que nos dio las llaves fue supermaja
__________________
Salud y buenas curvas !

Última edición por Txarly fecha: 20/08/18 a las 12:26:08.
Responder Con Cita
  #8  
Antiguo 03/08/18, 09:06:49
Avatar de cardeiro
cardeiro Hombrecardeiro no está en línea
Primera Pole en 250 cc
 

Fecha de Registro: ago 2009
Ubicación: Valhalla
Motocicleta: VFR
Total Mensajes: 9.732
Mensajes Aquí: 38
__________________
fe en dios e ferro o fondo
Responder Con Cita
  #9  
Antiguo 03/08/18, 10:55:30
Avatar de ROBER73
ROBER73 ROBER73 no está en línea
Corriendo en Superbikes
 

Fecha de Registro: oct 2013
Ubicación: madrid
Motocicleta: z750s
Total Mensajes: 281
Mensajes Aquí: 2
Estupendo¡¡¡¡¡
Esperando el siguiente capítulo.....
Responder Con Cita
  #10  
Antiguo 07/08/18, 12:19:56
Avatar de Txarly
Txarly HombreTxarly no está en línea
Corriendo en 250 cc
 

Fecha de Registro: abr 2008
Ubicación: Niza, Francia
Motocicleta: VFR 800 FA
Total Mensajes: 4.591
Mensajes Aquí: 140
Día 5 - Olula del Río-Antequera 435 kms

Amanecemos con sol a raudales; a ver que tal se nos da el desierto de Tabernas... hoy bajaremos hasta el cabo de Gata para después atravesar las alpujarras. En la granaína nos espera Fuly, nuestro guía local, que, si le dejamos, nos meterá por cualquier carretera con curvas que encontremos. Luego bajaremos a la costa hasta Vélez-Málaga, para desde ahí subir a Antequera. Inicialmente había pensado en ir por Níjar, pero ante el previsible hartón de curvas que nos espera en la Alpujarra, lo hablamos y decidimos rodear la sierra Alhamilla por el oeste.

Después de desayunar unas deliciosas tostadas con jamón en una cafetería muy poética, empaquetamos todo, llenamos depósitos y nos ponemos en ruta. El día se presenta soleado pero no hace calor, al menos de momento. La A-349 serpentea ascendiendo la ladera norte de la sierra de Los Filabres, que por este lado presenta un paisaje de suaves ondulaciones con abundantes zonas boscosas. El asfalto está en buen estado y el trazado es sinuoso, de curvas amplias y entretenido. Llaneando entre lomas los árboles van desapareciendo, sustituidos por matorral y un aspecto más como de páramo, con pequeños olivares cuando pasamos cerca de algún pueblo. Coronando la sierra por el collado García, a 1200 y pico metros, la VFR marca 9ºC; menos mal que Sergio al final no se vino con la cazadora de verano. Hay una bonita vista, aunque el terreno está muy pelado, y se aprecia claramente la sierra Alamilla al fondo a la izquierda. Según descendemos la temperatura va tomando valores más razonables, y el paisaje es ya claramente desértico. Rodamos entre colinas rocosas cubiertas de matojos por una carretera cada vez más recta; sólo faltan los saguaros y los sioux.

Desierto de Tabernas


Pasamos junto a una planta termosolar que parece en desuso y, poco más allá, Sergio nos adelanta, hace unos gestos y se detiene en el arcén. Paramos y nos explica que ha visto que en nivel de gasolina descendía muy deprisa, pero ni huele a gasolina ni se aprecia fuga alguna, de modo que seguimos a ritmo suave -la carretera recta tampoco invita precisamente a rascar estriberas- y vigilando con atención una posible fuga. El problema, si es que lo había, no se reprodujo mientras rodamos juntos, de modo que supongo que sería algún error pasajero en el aforador o en su electrónica. La única consecuencia fue el cachondeo que tuvo que soportar Sergio sobre "esa 650 que chupa como una RSV mille" el resto del viaje

Fort Bravo


En el desierto de Tabernas en los años 60 se edificaron varios pueblos estilo 'salvaje oeste' donde se rodaron, supongo que a bajo coste, algunas escenas de los archiconocidos 'spaguetti western' de Sergio Leone ('Por un puñado de dólares', 'La muerte tenía un precio' y 'El bueno, el feo y el malo'), entre otras películas. Ya en el siglo XXI, algunos de estos pueblos fueron el escenario de series, y en la actualidad los han reconvertido en parques temáticos del lejano oeste con espectáculos y la opción de disfrazarte de vaquero. Se llaman Fort Bravo y Oasys (antes llamado Yucca City)

Se hace raro atravesar una paisaje tan desértico y que la temperatura no suba de 19ºC, pero tampoco nos vamos a quejar por eso A medida que avanzamos por la autopista empiezan a aparecer más y más invernaderos, y a la altura del aeropuerto de Almería, un auténtico mar de plástico blanco nos rodea. Bajando hacia el mar el terreno es ahora una planicie desértica rota solamente por la blancura de los pueblos, algún invernadero de vez en cuando y, al fondo, el perfil irregular de la sierra del Cabo de Gata, nuestro destino.

​Pitas en floración


La carretera es una recta infinita, interminable, o esa impresión da. Pasamos junto a un bosque de pitas, y sorprende ver tanta planta en floración. Pasado el viejo (y cochambroso) torreón de San Miguel empieza una playa literalmente kilométrica que supongo en verano se verá mucho más concurrida que ahora, casi tan desierta como el paisaje circundante. Unas montañas de sal nos recuerdan que a nuestra izquierda hay unas salinas, que marcan el inicio de la subida a la sierra. Curvas, ¡por fin! La carretera está en buen estado y ofrece bonitas vistas de la llanura que hemos dejado atrás y del cabo, que ya aparece ante nuestros ojos.

Cabo de Gata


Paramos junto al faro y permanecemos un rato admirando el extraño paisaje volcánico que nos rodea, un extraño contraste con las aguas verdeazuladas que lo bañan. Luego deshacemos el camino, y me doy prisa en adelantar a una autocaravana antes de que empiecen las curvas del cerro. Echamos gasolina y bebemos algo, y seguimos ruta dejando atrás las rectas interminables, contorneando Almería por la A-7 hasta El Ejido. Es increíble la cantidad de invernaderos que hay, si lo de antes era un mar, esto es un océano.

[Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ]
Videoresumen del tramo Olula - cabo de Gata


Nos adentramos en la alpujarra almeriense subiendo por la ladera de la sierra, que se alza a nuestra derecha. El paisaje sigue siendo desértico, mayormente rocoso, con manchas de verdor y con grupos de invernaderos dispersos, cada vez más escasos. Pasado Berja el paisaje se suaviza, es menos agreste y con más cultivos, y la carretera se retuerce menos. Cometo un error y me paso el desvío de la A-348, así que aviso (a Sergio con la clásica señal del índice en vertical girando, y a Revoltosa por el intercom, más fácil) y en cuanto puedo doy la vuelta y enmiendo mi error. El cruce es curioso, han puesto dos rotondas seguidas, y ofrece una vista espectacular del valle hacia el oeste.

[Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ]
Videoresumen del tramo cabo de Gata - Alpujarras


El cielo se ha ido cubriendo, pero no pinta mal, al menos de momento, y entramos en la alpujarra "granaína" por una carretera con asfalto aceptable, bonita y entretenida. Empiezan a abundar los almendros y algún que otro cultivo mientras el terreno se riza y la ruta se hace más divertida; una lástima que las nubes nos impidan ver Sierra Nevada. Atravesando un tramo en obras uno de los operarios me pinta una sonrisa al saludarnos haciendo una 'V' al pasar. Acercándonos a Torvizcón la carretera se encajona un poco en una zona algo más abrupta, y bailando de lado a lado llegamos a la gasolinera del pueblo, donde nos ya espera, con una sonrisa de oreja a oreja, nuestro amigo Fuly.

Encuentro de amigos en Torvizcón


Después de los abrazos, risas y bromas, y alguna foto recuerdo, Fuly nos guía hasta Trevélez, uno de los pueblos más altos de la península (1,476 mts.), famoso por sus jamones, donde vamos a comer. La ruta es estrecha y revirada, con buen asfalto y muy divertida. Se me hace raro no ir guiando, pero sigo consultando el navegador para anticipar el trazado. Descendemos hasta cruzar el río Guadalfeo y por una ruta ratonera muy entretenida vamos ascendiendo poco a poco la ladera sur de Sierra Nevada bajo un cielo cada vez más cerrado y amenazador.

Trevélez, un día que hacía buen tiempo


Las blancas casas que aparecen al fondo a la izquierda nos indican que estamos cerca, y en breve aparcamos frente al Mesón Joaquín, donde un bosque de jamones colgados del techo nos dan la bienvenida. En sitios así es donde echas de menos un maletero...

Bosque de jamones en Mesón Joaquín


Comemos estupendamente de menú y, al ponernos en ruta, empieza a chispear. A medida que descendemos nos vamos sumergiendo en nubes y por un instante me parece estar bajando la cara norte de Pajares, tal es la niebla y el 'orbayu' que nos rodea. En Pórtugos paramos en la Fuente Agria, un manantial de aguas ferruginosas con propiedades medicinales. Merece la pena bajar los escalones que llevan a la fuente para apreciar el inusual tono anaranjado que impregna todo, en vivo contraste con la vegetación que cubre este sombrío rincón.

Fuente Agria, "orange is the new black"


Entre niebla y llovizna seguimos bajando; una lástima que el tiempo no acompañe porque el asfalto está en buenas condiciones, y este trazado sinuoso debe ser muy divertido. Del paisaje no puedo decir gran cosa, dada la escasa visibilidad. Al rato se hace evidente que nuestro guía indígena no está acostumbrado al agua y, pasado Órgiva, me pongo delante con intención de acelerar un poco el ritmo. Cuando ya no llueve y el asfalto se va secando, hago gestos a Fuly y Sergio para que pasen delante y me quedo cerrando el grupo. Y en buena hora, porque cuando atravesábamos la garganta del Guadalfeo poco antes de Salobreña, de la moto de Sergio se desprendió la funda de la bolsa del asiento trasero, por suerte sin darnos. Mientras detengo la moto toco la bocina para avisar a Sergio y explico a Revoltosa lo que ocurre por el intercom. Rápidamente se baja y va corriendo a recuperar la funda, que ha quedado tirada en el arcén, mientras yo reculo remando para facilitarle la vuelta. Cuando ya ha vuelto, aparece Sergio preguntando si la funda nos había dado, imagino que inquieto por las posibles consecuencias. Por suerte no pasó nada y Sergio pudo volver a tener una bolsa impermeable... más o menos.

Desde Salobreña seguimos paralelos a la costa por la N-340, con bonitas vistas y muy entretenida hasta Nerja. Como cabe esperar hay más tráfico, pero tampoco es excesivo, y el tiempo mejora a ojos vista. Tras un breve descanso en Nerja, cogemos la A-7 hasta Vélez-Málaga para ganar algo de tiempo, y siguiendo la A-356, salimos de la Axarquía por el norte. Asfalto ya seco, curvas amplias y buena visibilidad nos permiten avanzar ligeros. Dejamos el embalse de la Viñuela a nuestra derecha y seguimos por un paisaje de suaves colinas con abundancia de olivares y trigales.

En Casabermeja, concentrado en el navegador, no veo el cartel "A-45 Antequera" y sigo por la A-7075, que tiene pinta de ser la vieja carretera: tráfico casi inexistente, bonito paisaje del Torcal y trazado revirado y entretenido. El problema es que llevamos ya un buen tute y la autopista era una opción más apetecible, como "sutilmente" me hicieron ver más tarde mis compañeros de ruta. En cualquier caso, la carretera es muy entretenida y las vistas del Torcal y los valles de alrededor son extraordinarias. Y la guinda llega cuando entras en Antequera desde el sur por la A-343 y te encuentras con la alcazaba sobre su promontorio, rodeada por un bosque y en medio de un conjunto de casas blancas reluciendo al sol.

Alcazaba de Antequera. Al fondo, la peña de los enamorados


A la entrada de Antequera nos separamos, ya que dormimos en distintos hoteles. Llegamos a eso de las 8 de la tarde y el atasco en el centro es monumental, y acabo remando por la acera en contradirección para evitar una vuelta infernal. El hotel parece un bar normal hasta que descubres la puerta que lleva a la micro-recepción y el ascensor. Nos atiende una chica muy maja que nos enseña varias habitaciones del tercer piso para que escojamos. Al final, temiendo el esperable jaleo del bar, nos quedamos con la más alejada. Después de cambiarnos, esperamos a que pasase el follón del tráfico y llevamos la moto al cercano garaje subterráneo que nos proporcionaron en el hostal y salimos a patearnos Antequera y cenar.


ALOJAMIENTO
Hotel Mesón El Número Uno - 40€ hab. doble con baño
Lucena, 40, 29200 Antequera
+ Personal encantador
- El armario era de pésima construcción
__________________
Salud y buenas curvas !

Última edición por Txarly fecha: 20/08/18 a las 12:43:59.
Responder Con Cita
  #11  
Antiguo 07/08/18, 23:38:11
Avatar de cardeiro
cardeiro Hombrecardeiro no está en línea
Primera Pole en 250 cc
 

Fecha de Registro: ago 2009
Ubicación: Valhalla
Motocicleta: VFR
Total Mensajes: 9.732
Mensajes Aquí: 38
Estos si que son buenos aportes al foro!
__________________
fe en dios e ferro o fondo
Responder Con Cita
  #12  
Antiguo 09/08/18, 11:30:27
Avatar de Txarly
Txarly HombreTxarly no está en línea
Corriendo en 250 cc
 

Fecha de Registro: abr 2008
Ubicación: Niza, Francia
Motocicleta: VFR 800 FA
Total Mensajes: 4.591
Mensajes Aquí: 140
Día 6 - Antequera-Sevilla 238 kms

En la cena habíamos acordado no irnos de Antequera sin visitar al menos, los dólmenes y la alcazaba que tan buena impresión nos causó a la llegada. De modo que, después de desayunar (y aprender lo que es el lagarto ibérico), cargamos la moto y nos encaminamos al aparcamiento del sitio de los dólmenes, donde hemos quedado, puesto que abre antes (a las nueve, creo recordar) Un sábado por la mañana no hay atascos, pero sí encontramos varias calles del centro cortadas al tráfico "por procesión", obligándonos a dar un buen rodeo que nos hizo llegar cinco minutos tarde y aguantar el pitorreo correspondiente

En el edificio de recepción fueron muy amables y, después de anotar nuestros lugares de procedencia, nos guardaron cazadoras y bolsas sobredepósito en un despacho, cosa que nos facilitó la visita. Tras un breve paseo llegamos al primer dolmen, el de Viera, así llamado en honor de los hermanos que lo descubrieron en 1903. Consta de un pasillo rectangular de grandes piedras planas, de unos 20 mts. de largo y 1m85 de alto, estrecho sin agobios y acabado en una sala, la cámara funeraria. El acceso a la sala se hace por una ventana casi cuadrada, pero una barra metálica y un panel de metacrilato lo impiden.

Interior del dólmen de Viera


El camino circular que lleva al siguiente dolmen rodea su túmulo, ofreciendo una bonita vista del valle. En el paisaje destaca el inconfundible perfil de 'cara de indio' de la "peña de los enamorados", cuyo nombre procede de una leyenda medieval tipo Romeo y Julieta. Según ésta, unos jóvenes enamorados, él cristiano y ella musulmana, huían de las tropas del padre de ella y se refugiaron en la peña. Al verse acorralados, saltaron al vacío desde lo más alto, cogidos de la mano, para estar juntos en la eternidad. Puede verse que lo de los pactos suicidas viene de lejos...

En el dolmen de Menga te sorprenden varias cosas; primero, la enorme piedra que hace de techo a la entrada, plana por abajo pero irregular por arriba, causándote una cierta aprensión al entrar. Una vez dentro, son las grandes dimensiones (3,5 mts de alto y hasta 6 mts de ancho) y la existencia de 3 pilares intermedios lo que te sorprende. Y cuando llegas al fondo, un enigmático pozo excavado, perfectamente circular y de ¡veinte metros! de profundidad. La última sorpresa te la llevas al salir, pues es cuando te percatas de que el dolmen está perfectamente orientado con... la peña de los enamorados, al noreste en vez tener la boca hacia este. Normalmente este tipo de enterramientos apuntan al lugar por donde sale el sol en el solsticio de verano, simbolizando el renacer a la vida. Si queréis saber más detalles y cómo se construyó, visitad [Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ]

Interior del dólmen de Menga


Finalizada la visita, y tras un breve recorrido, aparcamos las motos frente a la alcazaba, junto a la iglesia de Santa María de Jesús. Caminando contorneamos la alcazaba por el sur, pasamos junto a la colegiata de Santa María la Mayor y llegamos al "arco de los gigantes", la puerta de entrada al recinto, añadida en 1585. La alcazaba (del árabe al-qasabah, 'la ciudadela') fue construída en el siglo XIII sobre los restos de un castro romano.

Vista este desde la torre del homenaje


Vista este desde la torre blanca


Con las entradas, que también dan acceso a la colegiata, nos proporcionan audioguías, y la amable chica accede a guardarnos cazadoras y bolsas en uno de los cuartos de guardia, reconvertido en pequeño almacén. Aún no resultando espectacular, la visita de la alcazaba merece la pena. Resulta curioso encontrar dos escaleras en la torre del homenaje, cada una dando acceso a uno de los dos niveles, y hay unas fantásticas vistas desde la torre y el camino de ronda.

Vista norte desde la torre del homenaje


La colegiata de Santa María la Mayor, de un estilo entre el gótico y el renacimiento, data de inicios del siglo XVI. Tiene una fachada interesante, y una vez en el interior, llama la atención el contraste entre la blancura de paredes y columnas y el color caoba del bonito artesonado estilo mudéjar del techo. También nos sorprendió la total ausencia de asientos, pero, sobre todo, un paso de procesión con un horrible dragón de siete cabezas con una torre en su lomo sobre la que va una imagen de la Virgen con un sagrario en su mano derecha. Supongo que representa la Virgen del Apocalipsis ("Apareció entonces otra señal en el cielo: Un gran dragón rojo, con siete cabezas y diez cuernos, y sobre sus cabezas siete diademas" Apocalipsis 12,1-17)

Interior de la colegiata y paso del dragón apocalíptico


Acabada la visita bebimos unos refrescos en una terraza y nos pusimos en ruta. Salir de Antequera nos tomó algo de tiempo por culpa del atasco, supongo que ocasionado por las calles cortadas "por procesión". Superado éste, rellenamos depósitos y salimos, ahora sí, del núcleo urbano, siguiendo los carteles dirección Sevilla. Enfilando la A-92 el navegador me indica que vamos mal, el plan era pasar por Grazalema. Desechando la idea de parar en el arcén -por lo peligroso- tomo la primera salida que encuentro, paro en la rotonda y expongo la situación. Por unanimidad decidimos seguir con el plan, así que damos media vuelta y seguimos hacia el oeste por la A-384. El terreno es ahora plano y la ruta, con grandes rectas y bien asfaltada, flanqueada por diversos cultivos: trigo, maíz, oliva, girasol... Pasado Almargen (sí, un pueblo se llama así) pequeñas colinas alegran el paisaje y la carretera, más sinuosa a medida que sorteamos la sierra del Tablón.

Contorneando Olvera, una señalización deficiente y mi falta de atención al navegador hacen que pase de largo en el desvío previsto de la N-342. En mi descargo debo decir que el tornillo que fija la base del soporte del navegador se había aflojado, de manera que el móvil vibraba, dificultando su lectura (de hecho, me veía obligado a sujetarlo con la mano izquierda para poder leerlo) Damos media vuelta y seguimos hacia el sur, por un bonito paisaje de colinas cubiertas de olivares y algún que otro trigal. La carretera es más estrecha y retorcida, subiendo y bajando entre colinas, desde luego más divertida que la anterior. Pasamos junto a un gran rebaño de cabras que, a juzgar por la alfombra de 'conguitos' que cubre el asfalto, ocupaba toda la carretera unos minutos antes. De haber pasado media hora antes, nos podíamos haber llevado un susto.

Hacemos una breve parada que aprovecho para apretar el tornillo del soporte del navegador con una allen de Fuly y seguimos ruta con un ojo en el cielo; se ha ido nublando y en dirección sur pinta muy mal. Sospecho que Murphy debe tener algo que ver, ya que Grazalema está justo al sur. Pasado el desvío divertido, retomamos la A-384 y paramos a comer en una venta en Algodonales. Confirmando nuestros temores, un pequeño chaparrón nos obliga a cambiar de mesa y comemos de menú compartiendo la terraza cubierta con una docena escasa de paisanos, todo hombres, que hablan a grito pelado montando un escándalo como si fuesen cien.

Como al sur sigue cayendo con fuerza, decidimos dejar la visita a Grazalema para una menos húmeda ocasión y tiramos al oeste por la A-384, inicialmente algo rizada para pasar a ser recta y aburrida a medida que el paisaje se va haciendo más y más llano. De camino nos pilla un chaparrón, nada serio, mientras contorneamos el embalse de Bornos y giramos hacia el norte por la CA-402, más estrecha y con el asfalto algo peor. En otro pueblo con nombre gracioso, Espera, vemos un cartel de "Castillo" e improvisamos una parada, no sin antes recorrernos el pueblo entero dos veces a diferentes alturas. Resultó que el castillo estaba cerrado, pero pudimos apreciar la vista y descansar un ratito.

Vista de Espera desde el castillo de Fatetar


Una vez en la A-371 avanzamos entre leves ondulaciones del terreno cubiertas casi enteramente de trigales y olivares hasta la N-IV, que tomamos rumbo norte. Murphy vuelve a la carga en forma de enorme nubarrón negro descargando sobre Sevilla capital, o eso parece visto desde aquí. Parece que vamos a poder comprobar si es cierto que la lluvia en Sevilla es una pura maravilla. Dadas las circunstancias decidimos parar y esperar un poco a ver si pasa; parece lógico pensar que la tormenta no durará mucho.

[Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ]
La lluvia en Sevilla...


El primer garito con aparcamiento techado que encontramos es una venta poco antes de llegar a Dos Hermanas, en una zona de obras. El lugar transmite una sensación rara, mezcla entre abandono y desasosiego: está casi vacío, situado ligeramente separado de la antigua N-IV, con mucho menos tráfico desde que hicieron la autopista que avanza paralela, y se nota en el aspecto viejuno del edificio de dos plantas. Con las motos a cubierto nos sentamos en una mesa en el porche (que la lluvia y el viento nos hicieron abandonar más tarde) y pedimos unos refrescos mientras permanecemos atentos a la evolución del nubarrón. Y estando allí, sentados en medio de ese erial plano, viendo llover y escuchando una voz robotizada procedente del interior que cantaba periódicamente los numeros del bingo al que jugaban un grupo de viejillas que no sé de dónde puñetas habían salido, tuve la neta impresión de estar en un "road movie".

Pasados tres cuartos de hora decidimos que lo peor había pasado y nos ponemos en marcha, despidiéndonos con pena de Fuly que se vuelve a "Graná". La entrada en Sevilla no tiene más historia, nos llovió un poco -la cola de la tormenta- y el navegador nos guió hasta la puerta del apartamento. Motos al aparcamiento subterráneo, equipaje al apartamento, turnos de ducha, ropa "de civil" y a patear Sevilla con una amigas.


ALOJAMIENTO
Apartamentos Sevilla 247,5€ por 2 noches (A 4 son 30,9€ por persona y noche)
Jesus del Gran Poder 100, 41002 Sevilla
+ Muy buena ubicación en el centro
+ Aparcamiento en el mismo edificio, precio razonable
+ Personal amable y servicial
+ Bien equipado, limpio, espacio para 4 adultos
- Sólo un cuarto de baño
__________________
Salud y buenas curvas !
Responder Con Cita
  #13  
Antiguo 10/08/18, 00:10:34
Avatar de lapahisa
lapahisa Mujerlapahisa no está en línea
Es la dueña del Buen Rollo
 

Fecha de Registro: nov 2012
Ubicación: Sevilla
Motocicleta: ninguna
Total Mensajes: 6.765
Mensajes Aquí: 17
Ummm, Sevilla?te has parao en lo mejor jejeje
__________________
Responder Con Cita
  #14  
Antiguo 11/08/18, 01:30:30
killeroso Hombrekilleroso no está en línea
Con Neumático de Lluvia
 

Fecha de Registro: mar 2015
Ubicación: ponferrada
Motocicleta: honda varadero 1000 abs
Total Mensajes: 27
Mensajes Aquí: 22
Muchas gracias por la crónica compañero....
Salu2 desde Ponferrada.
Responder Con Cita
  #15  
Antiguo 16/08/18, 18:56:28
Avatar de Txarly
Txarly HombreTxarly no está en línea
Corriendo en 250 cc
 

Fecha de Registro: abr 2008
Ubicación: Niza, Francia
Motocicleta: VFR 800 FA
Total Mensajes: 4.591
Mensajes Aquí: 140
Gracias por los piropos y disculpad el retraso... es difícil sacar tiempo para editar videos, que además lleva bastante...
Seguiré subiendo videoresúmenes y nuevas etapas según vayan estando listas.
Saludotes y buena rutas !
__________________
Salud y buenas curvas !
Responder Con Cita
Respuesta

Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
NO puedes publicar nuevos hilos
NO puedes publicar respuestas
NO puedes subir archivos adjuntos
NO puedes editar tus comentarios

Código BB está habilitado
Las caritas están habilitado
Código [IMG] está habilitado
Código HTML está deshabilitado

Saltar a Foro


La franja horaria es GMT +2. Ahora son las 07:48:02.


Powered by: vBulletin, Versión 3.8.7
Derechos de Autor ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.
Traducción Customizada vBulletin 3.8.3, Derechos ©2003 - 2018, www.foromotos.com.
Copyright © 2003 - 2018 FOROMOTOS.com®Ad Management by RedTyger