MOTOS & FORO de MOTOS: al parecer, usted no ha iniciado sesión o no se ha registrado en FORO de MOTOS.com. Si no se ha registrado aún, haga clic en esta barra.

FOROMOTOS.com  




Retroceder   FOROMOTOS.com > Foromotos.com ---> TALLER DE MOTOS ONLINE > Neumáticos
¿Olvidaste tu Contraseña? ¡Regístrate!


Neumáticos Te ayudaremos a elegir el neumático apropiado para tu moto.

Respuesta
Comparte este tema en tus redes sociales
Herramientas Desplegado
  #1  
Antiguo 07/05/14, 22:22:03
Avatar de Desesperao
Desesperao HombreDesesperao no está en línea
Nick multiusuario
 

Fecha de Registro: sep 2003
Ubicación: Seychelles Islands
Motocicleta:
Total Mensajes: 13.954
Mensajes Aquí: 109
Contactar con Desesperao a través de ICQ Contactar con Desesperao a través de MSN Send a message via Skype™ to Desesperao
Thumbs up MICHELIN PILOT ROAD 4 - PRUEBA - UNA HISTORIA QUE CONTAR

Sevilla, 5 de abril de 2014

“¡Pa qué te metes!”

Os he de ser sincero, todo presagiaba un fin de semana largo y tedioso en lo que parecía otra presentación más de un nuevo neumático.

Alagado por la invitación de un gran fabricante como es MICHELIN y a la vez con pocas ganas de viajar a Sevilla y pasar un largo fin de semana fuera de casa, después de una semana agobiante de trabajo, hice la maleta, puse en ella mi mejor equipación y elegí el casco y los guantes más cómodos con la esperanza de que, al menos, entre aburridas y largas charlas sobre composición de neumáticos y fabricación de carcasas, alguien dijese en algún momento que íbamos a pasar a la práctica e íbamos a exprimir todas sus cualidades.

Typical Spanish

Una vez en la cola de embarque para tomar el avión a Sevilla se me acerca un guiri billete en mano y, muy decidido, me lo ofrece diciéndome algo ininteligible para un mastuerzo como yo: “¿Mishelen?”
Y yo, que no tengo un pelo de tonto, pensando que el guiri aquel me quería pegar un cambiazo de billete con la excusa de que el suyo era mejor, le digo con cara de sobrado:

“No, no, yo voy a Sevilla y ya tengo billete, chaval. Psssssssss, espabilao… ¡A mí me la vas a dar!”

Muy digno por haber salido airoso de la situación doy dos pasos y al tercero pienso: “¡Seré gilipollas!, este tío me ha visto casco en mano y se ha dado cuenta de que asistía al evento de “Mishelen” - pronunciación correcta de MICHELIN.

Si, sé lo que estáis pensando pero a ver quién es el guapo que pronuncia “Mishelen” en lugar del castizo “MICHELIN”. ¿Te imaginas diciéndole a tus amigos que has montado los nuevos “Mishelen” Pilot Road 4? Por aquí lo mejor que te puede pasar es que te metan una paliza y te roben la moto…

Ya no hay vueltra atrás...

Una vez en el avión empiezo a ver bastantes pasajeros con cascos como equipaje de mano y empiezo a hacerme una idea de la magnitud de la presentación.

Aterrizamos en Sevilla y empiezo a conocer a los primeros participantes de lo que MICHELIN denomina “La Route”.
Mientras esperábamos al resto de asistentes una chica muy simpática, fundadora de una asociación motera para chicas en Francia, me da la bienvenida y mantenemos una alegre conversación acerca del tiempo y esas gilipolleces de las que hablas cuando no sabes de qué hablar…

Una vez ya en el hotel me encuentro con un comité de bienvenida pero, como no veo ningún asistente español – mucho francés, italiano y alemán – decido no entretenerme y subir rápidamente a la habitación donde hago lo que suelo hacer siempre que voy de viaje y pernocto: ¡revisar la habitación y buscar el minibar!
Empiezo a buscar un vaso y algo de hielo para prepararme un combinado cuando recibo una llamada del director de marketing de MICHELIN, me pregunta dónde estoy - yo creo que algo acojonad* por no haberme visto con el resto del grupo - y me apremia para bajar a cenar con el resto de asistentes. (Mi gozo en un poco…)

Allí si, por fin, conozco a los que serían mis compañeros durante toda la experiencia:
  • Iván – Director de Marketing de Michelin España y Portugal.
  • Kiko – Representante de la Guardia Civil.
  • Jesús – Probador y editor en motorpasionmoto.
  • Ernest – Director de la revista MotoTaller.
  • Berta - Administradora del blog mujeresmoteras.
  • Carlos – Administrador de la página web bmwmotos.

MICHELIN PILOT ROAD 4

06:30 de la mañana, mucho sueño por lo poco que he dormido a causa de la subida de adrenalina que siempre me sobreviene la noche anterior a un evento importante y en la calle aún es noche cerrada. Duchita rápida, desayuno continental y al autobús.

Después de 45 interminables minutos llegamos al circuito de Monteblanco, situado en el término municipal de La Palma del Condado, en la provincia de Huelva.
Un circuito homologado para competiciones internacionales y entrenamientos de la F1, diseñado según las normas de la FIA y la FIM, y con una longitud para trazado GP de 4432 m. de los cuales, 960 m., pertenecen a su recta principal.





El asfalto mojado y el día nublado – menuda caraja llevaba el hombre del tiempo cuando aseguró que haría buen tiempo – hacían presagiar que íbamos a probar los neumáticos en las condiciones climatológicas para los que fueron especialmente creados. Buenas noticias si no fuese porque a mí, como al resto de los mortales, nos da pavor la combinación asfalto mojado/moto.

Nada más bajar de autobús pudimos comprobar que el despliegue de medios que había preparado Michelin estaba a la altura de los grandes eventos. Dos tráileres enormes con el emblema de la casa, un despliegue brutal de motos naked y turismo principalmente.
En la siguiente imagen se puede ver una vista general del cuartel general de Michelin y algo menos de la mitad de motos que probamos durante todo el día. El resto de motos que faltan en la foto estaban realizando una ruta de 200 kilómetros con otro grupo de alemanes e italianos.





Talleres


Algo antes de las 9 de la mañana ya estábamos enfrascados en la presentación del nuevo Michelin Pilot Road 4. Dentro de un box debidamente acondicionado con grandes pantallas y luz de ambiente, unos cuarenta asistentes de distintas nacionalidades – franceses, italianos, alemanes y españoles – asistíamos expectantes al despliegue técnico de product managers, ingenieros y desarrolladores de la factoría francesa.

Después de la presentación el grupo se dividió por nacionalidades y empezó lo realmente bueno. ¡LOS TALLERES PRÁCTICOS CON PARTICIPACIÓN ACTIVA!

Los cuatro grupos teníamos que hacer las mismas actividades y Michelin, que durante todo el evento mostró unas dotes de organización dignas de admirar, creó una rueda de actividades por la que todos los grupos iríamos pasando sin que ninguno de ellos se encontrase. De esta forma, pudimos realizar cada actividad en grupos muy reducidos - os recuerdo que el nuestro era únicamente de seis personas - sin que nos molestásemos los unos a los otros.

Mientras el grupo de alemanes realizaba una ruta de 200 kilómetros entre La Palma del Condado y Nerva, los italianos, franceses y españoles fuimos trasladados a distintos puntos del circuito para iniciar los talleres teorico-prácticos.



MICHELIN PILOT ROAD 4: Taller de frenado de emergencia


El primer taller consistía en realizar dos frenadas de emergencia en asfalto mojado y para ello nos habían preparado una Kawasaki ER-6n de tercera generación, equipada con ABS.

Dos zonas distintas del circuito habían sido acotadas previamente con conos y testigos de distancia de frenado. La primera zona era la más rápida. Saliendo de una curva abierta de derechas enlazabas una recta en la que, poniendo la moto a 120 km/h, tenías que detenerte clavando frenos en el asfalto mojado del circuito.
Si no fuese porque antes de salir a hacer el ejercicio un piloto probador experto nos mostró que se podía hacer, os prometo que me meto en un box y no me ven el pelo hasta la siguiente práctica.

Ya encima de la moto y antes de llegar a la primera zona de frenado la sensación de seguridad que me transmitía el neumático era realmente buena. En plena transición de una curva de izquierdas a una de derechas me encontré dos charcos de agua que me hicieron pensar: “ya verás como soy el primero en pegar el arrastrón” pero cuál fue mi sorpresa que la moto no me hizo el más mínimo extraño.

Una vez en la primera zona de frenado, os tengo que ser sincero, no las tenía todas conmigo y frené sin mucha confianza y de forma bastante conservadora. Seguí hasta la segunda zona de frenado, ésta era a una velocidad de 60 km/h pero con la dificultad añadida de que tenías que esquivar unos conos, y aquí si frené con todas mis fuerzas. Nuevamente la confianza del neumático combinada con el ABS fue brutal. Era como frenar en seco…





Cada uno de nosotros hizo este ejercicio un total de cuatro veces antes de pasar al segundo taller.



MICHELIN PILOT ROAD 4: Taller de frenado en mojado


Antes de cada taller pasábamos al interior de un tráiler, debidamente acondicionado para la ocasión, donde un responsable de producto nos explicaba las bondades del neumático y el ejercicio que estábamos a punto de realizar. En esta ocasión la encargada de la presentación fue Alexandra Curat, diseñadora del Michelin Pilot Road 4.

Al salir de la formación nos encontramos con una pista de pruebas deslizante de 5 metros de ancho por 50 de largo. A simple vista parecía una auténtica pista de patinaje y te podías ver reflejado en ella. Sinceramente, daba miedo incluso pisarla.

Para la ocasión nos habían preparado dos Yamaha FZ8. Una de ellas montaba los Metzeler Roadtec Z8 Interact y la otra los nuevos Michelin Pilot Road 4. Ambas motos estaban equipadas con sistema de medición de distancias GPS y un sistema de ruedas auxiliares antivuelco. En la siguiente imagen podréis ver exactamente de lo que hablo.








La prueba consistía en conducir la primera Yamaha FZ8 - con neumáticos Metzeler - a una velocidad constante de 50 kilómetros por hora y, una vez alcanzado el punto de frenado - braking point -, soltar gas, coger embrague y frenar sin contemplaciones. Eso si, únicamente con el freno delantero.

Con este neumático hicimos un total de tres pasadas a la pista deslizante y en cada una de ellas, inmediatamente después de detener la moto, el personal de Michelin se acercaba para leer y tomar notas sobre la distancia de frenado que ofrecía el GPS.

La sensación de frenar a fondo y deslizar metros y metros sin lograr detener la moto en una distancia prudencial, era desesperante. Por más que lo intenté, por más fuerte que frené, cada una de las tres pasadas que realicé con los Metzeler recorrí tres cuartas partes de la pista.

A continuación, y respetando absolutamente las mismas condiciones de testeo del Metzeler, repetimos el proceso con la segunda Yamaha FZ8 equipada con los Michelin Pilot Road 4. ¡El resultado fue asombroso!
No fue necesario que nadie me dijese las distancias de frenado. Era tan evidente la mejora en la distancia de frenado que no hizo falta plasmarlo en números.

Según las pruebas realizadas a escala real por el organismo independiente DEKRA Test Center, la distancia de frenado de los Michelin Pilot Road 4 es un 17% inferior a la de su mejor competidor.






MICHELIN PILOT ROAD 4: Taller de confianza


Los chicos de Michelin nos habían reservado lo mejor para el último taller. Si los talleres anteriores habían sido entretenidos y sorprendentes, lo del último iba a ser apoteósico.

Os pongo en situación: para este tercer y último taller el grupo de españoles teníamos reservada la totalidad del trazado del Circuito de Monteblanco. Y encima el asfalto se había secado... ¡Qué gozada!

Michelin quería que probásemos el Pilot Road 4 a fondo y para ello puso a nuestra disposición dos tipos de moto totalmente distintas. Por un lado la Yamaha MT-07 y por el otro la archiconocida BMW R 1200 RT 2012. Segunda evolución del buque insignia de la marca bávara.








Los que hayáis llegado hasta aquí seguro que os habréis formulado la misma pregunta que yo me hice a lo largo de todo el día de pruebas: ¿Serían capaces unos neumáticos concebidos para lluvia de soportar varias tandas en circuito a un nivel exigente y sin comprometer nuestra seguridad?

¡La respuesta no pudo ser más satisfactoria!

Este último taller consistía en probar los neumáticos en su versión Standard y GT. Para ello, un monitor de Michelin con muchos kilómetros a sus espaldas y una Triumph Speed Triple marcó el ritmo para que ninguno de nosotros se desmadrase.

Imagen de la Triumph Speed Triple del monitor al que, en vano, intentó convencer Jesús, el compañero de motorpasionmoto, para darnos un caprichillo...



A la hora de elegir moto - Yamaha MT-07 o BMW R 1200 RT - no puedo negar que elegí la MT-07 por ser más afín a mi tipo de conducción y, por encima de todo, por temor a enfrentarme con una bestia de 259 kg en un circuito totalmente desconocido y en el que aún no había tenido la oportunidad de completar una vuelta entera.

El ritmo de la primera vuelta fue "bastante tranquilo" y aproveché para familiarizarme con el trazado y las respuestas de la MT-07 pero en la segunda vuelta, y sin apenas haber calentado los neumáticos, el monitor empezó a subir el nivel drásticamente, y casi sin darnos cuenta, nos encontramos rodando al límite de las posibilidades de nuestras respectivas máquinas.
El comportamiento del Michelin Pilot Road 4 hasta ese momento fue excelente y suplió las carencias de una suspensión, a mi gusto, algo blanda para ese tipo de conducción. Creo que no es necesario que os cuente cómo acabaron la tercera y cuarta vuelta...

Una vez completadas las cuatro vueltas al circuito de Monteblanco paramos en el "pit lane" para cambiar de montura y, ahora si, me tocaba enfrentarme a "la bestia".
Los 259 kg de peso de la BMW R 1200 RT se tradujeron en confort de marcha y suavidad gracias a la suspensión Telelever/Paralever y a la cúpula y carenados. Ahora sé lo que siente la Guardia Civil conduciendo esos bicharracos...
No voy a extenderme mucho más y solamente os voy a decir que en la primera vuelta iba rozando caballete y las pasadas entre unos y otros fueron constantes. Suerte que no nos dejaron seguir dando vueltas o ninguna de aquellas máquinas hubiese llegado a boxes. De hecho, una de las BMW ya había pegado un arrastrón días antes, cuando hicieron las mismas pruebas algunos de los probadores de periódicos de gran tirada y revistas especializadas. Apenas se aprecia en la foto, pero es la primera de la izquierda.



La Route

Después de tanta excitación paramos para comer e hidratarnos en el restaurante que hay en el circuito y allí mismo aprovechamos para comentar la experiencia vivida, y la que estaba por venir...
No me cansaré de repetir que la organización del evento fue perfecta y todos los detalles y actividades estaban pensadas hasta el más mínimo detalle. Ahora entenderéis el porqué.

Después de comer tuvimos que hacer tiempo hasta que llegasen los alemanes que estaban de ruta y, cuando por fin llegaron, este era el aspecto del "pit lane" del circuito:

Disculpad la calidad del video pero los móviles son para lo que son. Principalmente lo pongo para que podáis comprobar la gran cantidad de motos que pusieron a nuestra disposición.




Como plato final nos habían preparado una ruta por la provincia de Huelva, entre las poblaciones de La Palma del Condado y Nerva. Un trayecto de 120 kilómetros por carreteras sinuosas de montaña, con escaso tráfico y un asfalto limpio y de muy buena calidad. ¡Todo era perfecto!
Aquí podéis ver el libro de ruta con la descripción detallada del trayecto:







Antes de ponernos en marcha tocaba elegir la montura y el neumático a probar. En lo que tardaba en hacer un par de fotos y enfundarme de nuevo la equipación, la gran mayoría de las motos preferidas por todos ya tenía dueño pero fijé la vista en una preciosa y solitaria Ducati Monster 796 y me faltaron codos para llegar hasta ella.
Una bicilíndrica en V a 90º que cubica 803 cc y bajos para aburrir me iba a ir de maravilla por esas carreteras de montaña.
Puse mis guantes en ella cual perro marca una farola y continué revisando el resto de motos disponibles por si alguna de las que quedaban libres me apetecía más. ¡No fue el caso!



¿Veis al personaje que está montado en la BMW R 1200 RT justo detrás de la Monster?
Era uno de los probadores italianos y el único de todo su grupo que consiguió seguirnos el ritmo. No os imagináis lo rápido que iba con ese mastodonte de moto por las carreteras de la Sierra de Huelva.

Cuando todos estuvimos listos, cada uno de los grupos fue saliendo en intervalos de cinco minutos, capitaneados por un monitor de Michelin. La organización había preparado un par de coches y una "furgoneta escoba" por si surgía algún contratiempo durante la ruta.
Kiko, el compañero que venía en representación de la Guardia Civil de tráfico, nos puso sobre aviso de los radares fijos que nos podíamos encontrar y las zonas más peligrosas en las que debíamos extremar las precauciones. Un tipo fantástico y del que guardo un grato recuerdo.
A los pocos kilómetros de haber empezado la ruta, y ya en carretera de montaña, el monitor se detuvo y nos dijo que teníamos un tramo de 15 kilómetros de curvas enlazadas en el que nos dejaba a nuestro libre albedrío.
Con los neumáticos bien calentitos, un asfalto limpio y a temperatura óptima, el grip estaba asegurado. Los Michelin Pilot Road 4 no defraudaron lo más mínimo y es que no tuve el más mínimo movimiento o susto a pesar de que la conducción fue más que exigente durante todo el trayecto. Las sensaciones que me transmitió el neumático fueron de total confianza y seguridad, a pesar de estar rodando en una carretera totalmente desconocida y con una moto que nunca había probado. ¡Chapó!

Nuevamente la organización de Michelin estuvo muy por encima de lo esperado y nos preparó una última sorpresa. Semanas antes del evento un grupo de pilotos de Michelin había estado ojeando la carretera y seleccionando zonas de curvas en las que apostar un fotógrafo profesional para cazarnos en plena acción. Aquí tenéis algunas de las fotos.









Aproximadamente con la mitad de la ruta a nuestras espaldas paramos en un acogedor bar de carretera de montaña en el que, sentados en la terraza, nos hidratamos un poco y descansamos del trajín de curvas. Aquí decidimos cambiar de montura y, tras haber probado el Michelin Pilot Road 4 Standard que montaba la 796, elegí una Kawasaki Z800 de última generación y equipada con ABS y doble disco semiflotante lobulado de 310 mm con pinza de 4 pistones. Esta montura calzaba los Michelin Pilot Road 4 GT.



Tanto un neumático como el otro transmitían buenas sensaciones, como viene siendo habitual en la marca francesa, y el único "pero" que pondría a esta feliz historia es el no haber podido probar los neumáticos en una motocicleta de estilo más radical como la CBR 1000RR o la Kawasaki ZX-10R.
Si, ya sé que este neumático está concebido para motocicletas sport-touring pero es que ofrece prestaciones a nivel del Pilot Power 3. No en vano el dibujo de uno y otro neumático es idéntico, salvo por la innovación de las celdas, laminillas y cortes transversales que le ofrecen ese agarre extra en pisos deslizantes.





--------------------------------------------------


Una vez llegamos al circuito tuvimos que despedirnos, no sin gran pesar, de nuestras monturas. Cargamos nuestro equipaje en el autocar y partimos rumbo al hotel donde tuvimos unos escasos treinta minutos para ducharnos, cambiarnos y airear la equipación.
Michelin no paró de agasajarnos durante todo el fin de semana y la noche del sábado no sería menos. Nos llevó al centro de Sevilla donde reservó un restaurante para todo el grupo y, una vez allí, los camareros no pararon de traer todo tipo de platos típicos de la zona.
Una vez finalizado el ágape, nos dimos una vuelta por el centro de Sevilla y acabamos, cómo no, tomando unas copas en un sorprendente bar con vistas a la Giralda.







Aprovecho para dar las gracias a la factoría Michelin y muy especialmente a Iván, Director de Marketing España y Portugal, y al resto del equipo por el trato que nos brindaron durante todo el fin de semana.

Espero que os haya gustado y entretenido esta crónica de un gran neumático.












.
__________________
Responder Con Cita
  #2  
Antiguo 08/05/14, 10:00:44
futurodominguero futurodominguero no está en línea
Piloto de Pruebas en 125 cc
 

Fecha de Registro: feb 2007
Ubicación: lejos!
Motocicleta: una muy chula
Total Mensajes: 1.153
Mensajes Aquí: 1
Con el "typical spanish". Me he sentido un poco identificado.

Buena crónica
Responder Con Cita
  #3  
Antiguo 08/05/14, 12:25:07
Avatar de Arriquitraun
Arriquitraun Arriquitraun no está en línea
Corriendo en Superbikes
 

Fecha de Registro: may 2008
Ubicación: Merida
Motocicleta: GsxR1000 k6
Total Mensajes: 470
Mensajes Aquí: 23
Te lo has currado Desesperado!
La verdad es que habrás disfrutado de lo lindo!!

Saludos.
Responder Con Cita
  #4  
Antiguo 17/05/14, 10:10:38
JordiR1 HombreJordiR1 no está en línea
Primera Pole en 250 cc
 

Fecha de Registro: nov 2006
Ubicación: Castelldefels
Motocicleta: KTM SD 1290R'17
Total Mensajes: 8.692
Mensajes Aquí: 3
Que bueno!

Una estupenda crónica
Responder Con Cita
  #5  
Antiguo 23/05/14, 16:34:15
Avatar de novatero
novatero Hombrenovatero no está en línea
Buscando Patrocinador
 

Fecha de Registro: feb 2009
Ubicación: Asturias
Motocicleta: CBF 1000
Total Mensajes: 241
Mensajes Aquí: 1
Gracias por el peazo reportaje!!
__________________
.
-Si ties moto además ties que ser adivino, hayquevé cuanto animal al volante.
Responder Con Cita
  #6  
Antiguo 23/05/14, 18:16:04
Avatar de rique
rique Hombrerique no está en línea
Corriendo en Superbikes
 

Fecha de Registro: sep 2009
Ubicación: pontevedra
Motocicleta: ahora mismo sin montura
Total Mensajes: 328
Mensajes Aquí: 7
buena cronica, pena de que no te cazaran una foto con la deslizadera por el suelo en la sierra
__________________

[Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ]
Responder Con Cita
  #7  
Antiguo 19/09/14, 11:55:19
St Racing Store St Racing Store no está en línea
Patrocinador Oficial de FORO MOTOS
 

Fecha de Registro: sep 2014
Ubicación: Valencia
Motocicleta: ZX10R 09
Total Mensajes: 329
Mensajes Aquí: 6
Cita:
Originalmente Escrito por Desesperao Ver Mensaje
Sevilla, 5 de abril de 2014

“¡Pa qué te metes!”

Os he de ser sincero, todo presagiaba un fin de semana largo y tedioso en lo que parecía otra presentación más de un nuevo neumático.

Alagado por la invitación de un gran fabricante como es MICHELIN y a la vez con pocas ganas de viajar a Sevilla y pasar un largo fin de semana fuera de casa, después de una semana agobiante de trabajo, hice la maleta, puse en ella mi mejor equipación y elegí el casco y los guantes más cómodos con la esperanza de que, al menos, entre aburridas y largas charlas sobre composición de neumáticos y fabricación de carcasas, alguien dijese en algún momento que íbamos a pasar a la práctica e íbamos a exprimir todas sus cualidades.

Typical Spanish

Una vez en la cola de embarque para tomar el avión a Sevilla se me acerca un guiri billete en mano y, muy decidido, me lo ofrece diciéndome algo ininteligible para un mastuerzo como yo: “¿Mishelen?”
Y yo, que no tengo un pelo de tonto, pensando que el guiri aquel me quería pegar un cambiazo de billete con la excusa de que el suyo era mejor, le digo con cara de sobrado:

“No, no, yo voy a Sevilla y ya tengo billete, chaval. Psssssssss, espabilao… ¡A mí me la vas a dar!”

Muy digno por haber salido airoso de la situación doy dos pasos y al tercero pienso: “¡Seré gilipollas!, este tío me ha visto casco en mano y se ha dado cuenta de que asistía al evento de “Mishelen” - pronunciación correcta de MICHELIN.

Si, sé lo que estáis pensando pero a ver quién es el guapo que pronuncia “Mishelen” en lugar del castizo “MICHELIN”. ¿Te imaginas diciéndole a tus amigos que has montado los nuevos “Mishelen” Pilot Road 4? Por aquí lo mejor que te puede pasar es que te metan una paliza y te roben la moto…

Ya no hay vueltra atrás...

Una vez en el avión empiezo a ver bastantes pasajeros con cascos como equipaje de mano y empiezo a hacerme una idea de la magnitud de la presentación.

Aterrizamos en Sevilla y empiezo a conocer a los primeros participantes de lo que MICHELIN denomina “La Route”.
Mientras esperábamos al resto de asistentes una chica muy simpática, fundadora de una asociación motera para chicas en Francia, me da la bienvenida y mantenemos una alegre conversación acerca del tiempo y esas gilipolleces de las que hablas cuando no sabes de qué hablar…

Una vez ya en el hotel me encuentro con un comité de bienvenida pero, como no veo ningún asistente español – mucho francés, italiano y alemán – decido no entretenerme y subir rápidamente a la habitación donde hago lo que suelo hacer siempre que voy de viaje y pernocto: ¡revisar la habitación y buscar el minibar!
Empiezo a buscar un vaso y algo de hielo para prepararme un combinado cuando recibo una llamada del director de marketing de MICHELIN, me pregunta dónde estoy - yo creo que algo acojonad* por no haberme visto con el resto del grupo - y me apremia para bajar a cenar con el resto de asistentes. (Mi gozo en un poco…)

Allí si, por fin, conozco a los que serían mis compañeros durante toda la experiencia:
  • Iván – Director de Marketing de Michelin España y Portugal.
  • Kiko – Representante de la Guardia Civil.
  • Jesús – Probador y editor en motorpasionmoto.
  • Ernest – Director de la revista MotoTaller.
  • Berta - Administradora del blog mujeresmoteras.
  • Carlos – Administrador de la página web bmwmotos.

MICHELIN PILOT ROAD 4

06:30 de la mañana, mucho sueño por lo poco que he dormido a causa de la subida de adrenalina que siempre me sobreviene la noche anterior a un evento importante y en la calle aún es noche cerrada. Duchita rápida, desayuno continental y al autobús.

Después de 45 interminables minutos llegamos al circuito de Monteblanco, situado en el término municipal de La Palma del Condado, en la provincia de Huelva.
Un circuito homologado para competiciones internacionales y entrenamientos de la F1, diseñado según las normas de la FIA y la FIM, y con una longitud para trazado GP de 4432 m. de los cuales, 960 m., pertenecen a su recta principal.





El asfalto mojado y el día nublado – menuda caraja llevaba el hombre del tiempo cuando aseguró que haría buen tiempo – hacían presagiar que íbamos a probar los neumáticos en las condiciones climatológicas para los que fueron especialmente creados. Buenas noticias si no fuese porque a mí, como al resto de los mortales, nos da pavor la combinación asfalto mojado/moto.

Nada más bajar de autobús pudimos comprobar que el despliegue de medios que había preparado Michelin estaba a la altura de los grandes eventos. Dos tráileres enormes con el emblema de la casa, un despliegue brutal de motos naked y turismo principalmente.
En la siguiente imagen se puede ver una vista general del cuartel general de Michelin y algo menos de la mitad de motos que probamos durante todo el día. El resto de motos que faltan en la foto estaban realizando una ruta de 200 kilómetros con otro grupo de alemanes e italianos.





Talleres


Algo antes de las 9 de la mañana ya estábamos enfrascados en la presentación del nuevo Michelin Pilot Road 4. Dentro de un box debidamente acondicionado con grandes pantallas y luz de ambiente, unos cuarenta asistentes de distintas nacionalidades – franceses, italianos, alemanes y españoles – asistíamos expectantes al despliegue técnico de product managers, ingenieros y desarrolladores de la factoría francesa.

Después de la presentación el grupo se dividió por nacionalidades y empezó lo realmente bueno. ¡LOS TALLERES PRÁCTICOS CON PARTICIPACIÓN ACTIVA!

Los cuatro grupos teníamos que hacer las mismas actividades y Michelin, que durante todo el evento mostró unas dotes de organización dignas de admirar, creó una rueda de actividades por la que todos los grupos iríamos pasando sin que ninguno de ellos se encontrase. De esta forma, pudimos realizar cada actividad en grupos muy reducidos - os recuerdo que el nuestro era únicamente de seis personas - sin que nos molestásemos los unos a los otros.

Mientras el grupo de alemanes realizaba una ruta de 200 kilómetros entre La Palma del Condado y Nerva, los italianos, franceses y españoles fuimos trasladados a distintos puntos del circuito para iniciar los talleres teorico-prácticos.



MICHELIN PILOT ROAD 4: Taller de frenado de emergencia


El primer taller consistía en realizar dos frenadas de emergencia en asfalto mojado y para ello nos habían preparado una Kawasaki ER-6n de tercera generación, equipada con ABS.

Dos zonas distintas del circuito habían sido acotadas previamente con conos y testigos de distancia de frenado. La primera zona era la más rápida. Saliendo de una curva abierta de derechas enlazabas una recta en la que, poniendo la moto a 120 km/h, tenías que detenerte clavando frenos en el asfalto mojado del circuito.
Si no fuese porque antes de salir a hacer el ejercicio un piloto probador experto nos mostró que se podía hacer, os prometo que me meto en un box y no me ven el pelo hasta la siguiente práctica.

Ya encima de la moto y antes de llegar a la primera zona de frenado la sensación de seguridad que me transmitía el neumático era realmente buena. En plena transición de una curva de izquierdas a una de derechas me encontré dos charcos de agua que me hicieron pensar: “ya verás como soy el primero en pegar el arrastrón” pero cuál fue mi sorpresa que la moto no me hizo el más mínimo extraño.

Una vez en la primera zona de frenado, os tengo que ser sincero, no las tenía todas conmigo y frené sin mucha confianza y de forma bastante conservadora. Seguí hasta la segunda zona de frenado, ésta era a una velocidad de 60 km/h pero con la dificultad añadida de que tenías que esquivar unos conos, y aquí si frené con todas mis fuerzas. Nuevamente la confianza del neumático combinada con el ABS fue brutal. Era como frenar en seco…





Cada uno de nosotros hizo este ejercicio un total de cuatro veces antes de pasar al segundo taller.



MICHELIN PILOT ROAD 4: Taller de frenado en mojado


Antes de cada taller pasábamos al interior de un tráiler, debidamente acondicionado para la ocasión, donde un responsable de producto nos explicaba las bondades del neumático y el ejercicio que estábamos a punto de realizar. En esta ocasión la encargada de la presentación fue Alexandra Curat, diseñadora del Michelin Pilot Road 4.

Al salir de la formación nos encontramos con una pista de pruebas deslizante de 5 metros de ancho por 50 de largo. A simple vista parecía una auténtica pista de patinaje y te podías ver reflejado en ella. Sinceramente, daba miedo incluso pisarla.

Para la ocasión nos habían preparado dos Yamaha FZ8. Una de ellas montaba los Metzeler Roadtec Z8 Interact y la otra los nuevos Michelin Pilot Road 4. Ambas motos estaban equipadas con sistema de medición de distancias GPS y un sistema de ruedas auxiliares antivuelco. En la siguiente imagen podréis ver exactamente de lo que hablo.








La prueba consistía en conducir la primera Yamaha FZ8 - con neumáticos Metzeler - a una velocidad constante de 50 kilómetros por hora y, una vez alcanzado el punto de frenado - braking point -, soltar gas, coger embrague y frenar sin contemplaciones. Eso si, únicamente con el freno delantero.

Con este neumático hicimos un total de tres pasadas a la pista deslizante y en cada una de ellas, inmediatamente después de detener la moto, el personal de Michelin se acercaba para leer y tomar notas sobre la distancia de frenado que ofrecía el GPS.

La sensación de frenar a fondo y deslizar metros y metros sin lograr detener la moto en una distancia prudencial, era desesperante. Por más que lo intenté, por más fuerte que frené, cada una de las tres pasadas que realicé con los Metzeler recorrí tres cuartas partes de la pista.

A continuación, y respetando absolutamente las mismas condiciones de testeo del Metzeler, repetimos el proceso con la segunda Yamaha FZ8 equipada con los Michelin Pilot Road 4. ¡El resultado fue asombroso!
No fue necesario que nadie me dijese las distancias de frenado. Era tan evidente la mejora en la distancia de frenado que no hizo falta plasmarlo en números.

Según las pruebas realizadas a escala real por el organismo independiente DEKRA Test Center, la distancia de frenado de los Michelin Pilot Road 4 es un 17% inferior a la de su mejor competidor.






MICHELIN PILOT ROAD 4: Taller de confianza


Los chicos de Michelin nos habían reservado lo mejor para el último taller. Si los talleres anteriores habían sido entretenidos y sorprendentes, lo del último iba a ser apoteósico.

Os pongo en situación: para este tercer y último taller el grupo de españoles teníamos reservada la totalidad del trazado del Circuito de Monteblanco. Y encima el asfalto se había secado... ¡Qué gozada!

Michelin quería que probásemos el Pilot Road 4 a fondo y para ello puso a nuestra disposición dos tipos de moto totalmente distintas. Por un lado la [Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ] y por el otro la archiconocida [Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ]. Segunda evolución del buque insignia de la marca bávara.








Los que hayáis llegado hasta aquí seguro que os habréis formulado la misma pregunta que yo me hice a lo largo de todo el día de pruebas: ¿Serían capaces unos neumáticos concebidos para lluvia de soportar varias tandas en circuito a un nivel exigente y sin comprometer nuestra seguridad?

¡La respuesta no pudo ser más satisfactoria!

Este último taller consistía en probar los neumáticos en su versión Standard y GT. Para ello, un monitor de Michelin con muchos kilómetros a sus espaldas y una Triumph Speed Triple marcó el ritmo para que ninguno de nosotros se desmadrase.

Imagen de la Triumph Speed Triple del monitor al que, en vano, intentó convencer Jesús, el compañero de [Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ], para darnos un caprichillo...



A la hora de elegir moto - Yamaha MT-07 o BMW R 1200 RT - no puedo negar que elegí la MT-07 por ser más afín a mi tipo de conducción y, por encima de todo, por temor a enfrentarme con una bestia de 259 kg en un circuito totalmente desconocido y en el que aún no había tenido la oportunidad de completar una vuelta entera.

El ritmo de la primera vuelta fue "bastante tranquilo" y aproveché para familiarizarme con el trazado y las respuestas de la MT-07 pero en la segunda vuelta, y sin apenas haber calentado los neumáticos, el monitor empezó a subir el nivel drásticamente, y casi sin darnos cuenta, nos encontramos rodando al límite de las posibilidades de nuestras respectivas máquinas.
El comportamiento del Michelin Pilot Road 4 hasta ese momento fue excelente y suplió las carencias de una suspensión, a mi gusto, algo blanda para ese tipo de conducción. Creo que no es necesario que os cuente cómo acabaron la tercera y cuarta vuelta...

Una vez completadas las cuatro vueltas al circuito de Monteblanco paramos en el "pit lane" para cambiar de montura y, ahora si, me tocaba enfrentarme a "la bestia".
Los 259 kg de peso de la BMW R 1200 RT se tradujeron en confort de marcha y suavidad gracias a la suspensión Telelever/Paralever y a la cúpula y carenados. Ahora sé lo que siente la Guardia Civil conduciendo esos bicharracos...
No voy a extenderme mucho más y solamente os voy a decir que en la primera vuelta iba rozando caballete y las pasadas entre unos y otros fueron constantes. Suerte que no nos dejaron seguir dando vueltas o ninguna de aquellas máquinas hubiese llegado a boxes. De hecho, una de las BMW ya había pegado un arrastrón días antes, cuando hicieron las mismas pruebas algunos de los probadores de periódicos de gran tirada y revistas especializadas. Apenas se aprecia en la foto, pero es la primera de la izquierda.



La Route

Después de tanta excitación paramos para comer e hidratarnos en el restaurante que hay en el circuito y allí mismo aprovechamos para comentar la experiencia vivida, y la que estaba por venir...
No me cansaré de repetir que la organización del evento fue perfecta y todos los detalles y actividades estaban pensadas hasta el más mínimo detalle. Ahora entenderéis el porqué.

Después de comer tuvimos que hacer tiempo hasta que llegasen los alemanes que estaban de ruta y, cuando por fin llegaron, este era el aspecto del "pit lane" del circuito:

Disculpad la calidad del video pero los móviles son para lo que son. Principalmente lo pongo para que podáis comprobar la gran cantidad de motos que pusieron a nuestra disposición.


[Sólo los usuarios registrados pueden ver enlaces. ]


Como plato final nos habían preparado una ruta por la provincia de Huelva, entre las poblaciones de La Palma del Condado y Nerva. Un trayecto de 120 kilómetros por carreteras sinuosas de montaña, con escaso tráfico y un asfalto limpio y de muy buena calidad. ¡Todo era perfecto!
Aquí podéis ver el libro de ruta con la descripción detallada del trayecto:







Antes de ponernos en marcha tocaba elegir la montura y el neumático a probar. En lo que tardaba en hacer un par de fotos y enfundarme de nuevo la equipación, la gran mayoría de las motos preferidas por todos ya tenía dueño pero fijé la vista en una preciosa y solitaria Ducati Monster 796 y me faltaron codos para llegar hasta ella.
Una bicilíndrica en V a 90º que cubica 803 cc y bajos para aburrir me iba a ir de maravilla por esas carreteras de montaña.
Puse mis guantes en ella cual perro marca una farola y continué revisando el resto de motos disponibles por si alguna de las que quedaban libres me apetecía más. ¡No fue el caso!



¿Veis al personaje que está montado en la BMW R 1200 RT justo detrás de la Monster?
Era uno de los probadores italianos y el único de todo su grupo que consiguió seguirnos el ritmo. No os imagináis lo rápido que iba con ese mastodonte de moto por las carreteras de la Sierra de Huelva.

Cuando todos estuvimos listos, cada uno de los grupos fue saliendo en intervalos de cinco minutos, capitaneados por un monitor de Michelin. La organización había preparado un par de coches y una "furgoneta escoba" por si surgía algún contratiempo durante la ruta.
Kiko, el compañero que venía en representación de la Guardia Civil de tráfico, nos puso sobre aviso de los radares fijos que nos podíamos encontrar y las zonas más peligrosas en las que debíamos extremar las precauciones. Un tipo fantástico y del que guardo un grato recuerdo.
A los pocos kilómetros de haber empezado la ruta, y ya en carretera de montaña, el monitor se detuvo y nos dijo que teníamos un tramo de 15 kilómetros de curvas enlazadas en el que nos dejaba a nuestro libre albedrío.
Con los neumáticos bien calentitos, un asfalto limpio y a temperatura óptima, el grip estaba asegurado. Los Michelin Pilot Road 4 no defraudaron lo más mínimo y es que no tuve el más mínimo movimiento o susto a pesar de que la conducción fue más que exigente durante todo el trayecto. Las sensaciones que me transmitió el neumático fueron de total confianza y seguridad, a pesar de estar rodando en una carretera totalmente desconocida y con una moto que nunca había probado. ¡Chapó!

Nuevamente la organización de Michelin estuvo muy por encima de lo esperado y nos preparó una última sorpresa. Semanas antes del evento un grupo de pilotos de Michelin había estado ojeando la carretera y seleccionando zonas de curvas en las que apostar un fotógrafo profesional para cazarnos en plena acción. Aquí tenéis algunas de las fotos.









Aproximadamente con la mitad de la ruta a nuestras espaldas paramos en un acogedor bar de carretera de montaña en el que, sentados en la terraza, nos hidratamos un poco y descansamos del trajín de curvas. Aquí decidimos cambiar de montura y, tras haber probado el Michelin Pilot Road 4 Standard que montaba la 796, elegí una Kawasaki Z800 de última generación y equipada con ABS y doble disco semiflotante lobulado de 310 mm con pinza de 4 pistones. Esta montura calzaba los Michelin Pilot Road 4 GT.



Tanto un neumático como el otro transmitían buenas sensaciones, como viene siendo habitual en la marca francesa, y el único "pero" que pondría a esta feliz historia es el no haber podido probar los neumáticos en una motocicleta de estilo más radical como la CBR 1000RR o la Kawasaki ZX-10R.
Si, ya sé que este neumático está concebido para motocicletas sport-touring pero es que ofrece prestaciones a nivel del Pilot Power 3. No en vano el dibujo de uno y otro neumático es idéntico, salvo por la innovación de las celdas, laminillas y cortes transversales que le ofrecen ese agarre extra en pisos deslizantes.





--------------------------------------------------


Una vez llegamos al circuito tuvimos que despedirnos, no sin gran pesar, de nuestras monturas. Cargamos nuestro equipaje en el autocar y partimos rumbo al hotel donde tuvimos unos escasos treinta minutos para ducharnos, cambiarnos y airear la equipación.
Michelin no paró de agasajarnos durante todo el fin de semana y la noche del sábado no sería menos. Nos llevó al centro de Sevilla donde reservó un restaurante para todo el grupo y, una vez allí, los camareros no pararon de traer todo tipo de platos típicos de la zona.
Una vez finalizado el ágape, nos dimos una vuelta por el centro de Sevilla y acabamos, cómo no, tomando unas copas en un sorprendente bar con vistas a la Giralda.







Aprovecho para dar las gracias a la factoría Michelin y muy especialmente a Iván, Director de Marketing España y Portugal, y al resto del equipo por el trato que nos brindaron durante todo el fin de semana.

Espero que os haya gustado y entretenido esta crónica de un gran neumático.












.

Ivan, muy muy buen tio.
__________________
Responder Con Cita
  #8  
Antiguo 19/09/14, 13:49:27
Avatar de jlr13
jlr13 Hombrejlr13 no está en línea
Piloto de Pruebas en 125 cc
 

Fecha de Registro: jun 2011
Ubicación: Madrid
Motocicleta: CBF600SA
Total Mensajes: 1.187
Mensajes Aquí: 22
Magnífica crónica; que envidia de evento. Eso si, imposible hablar mal de los PR4 con semejante agasajo.
__________________
El que juega al límite es porque lo tiene. (Michael Jeffrey Jordan)
Responder Con Cita
Respuesta

Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
NO puedes publicar nuevos hilos
NO puedes publicar respuestas
NO puedes subir archivos adjuntos
NO puedes editar tus comentarios

Código BB está habilitado
Las caritas están habilitado
Código [IMG] está habilitado
Código HTML está deshabilitado

Saltar a Foro


La franja horaria es GMT +2. Ahora son las 12:45:04.


Powered by: vBulletin, Versión 3.8.7
Derechos de Autor ©2000 - 2017, Jelsoft Enterprises Ltd.
Traducción Customizada vBulletin 3.8.3, Derechos ©2003 - 2017, www.foromotos.com.
Copyright © 2003 - 2014 FOROMOTOS.com®